Mediante una carta, los líderes de la Cumbre de los Premios Nobel solicitaron que el cambio climático y la biodiversidad, la desigualdad y la transformación tecnológica, sean parte de  las deliberaciones de la Cumbre del G-7.

La Cumbre del G-7 se realizará del 11 al 13 de junio en al ciudad de Cornualles, Inglaterra. Este grupo está integrado por los siete países cuyo peso político, económico y militar es considerado relevante a escala global, a saber: Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Alemania, Francia, Italia y Japón. Este año, la cumbre contará con la participación de Corea del Sur, India, Australia y Sudáfrica.

La carta de los Nobel dirigida a estos países se basó en la declaración “Nuestro Planeta, Nuestro Futuro: un llamado urgente a la acción”, la cual es producto de las conversaciones generadas en la Cumbre de los Premios Nobel, realizada en abril. Esta declaración fue firmada por 126 premios Nobel así como por otros líderes del G-7 y el Secretario de Naciones Unidas, Antonio Guterres. 

En esta declaración, las personas firmantes “pedían acciones urgentes, destacando la necesidad de que la humanidad establezca una nueva relación con el planeta”, según el comunicado emitido por el comité organizador de la reunión.

Resalta también la urgencia de reinventar la relación que el ser humano tiene con el planeta y expone que la Tierra entró a una época donde las personas son quienes deciden qué pasa con ella.

Otro punto relevante del documento es la desigualdad que el cambio climático genera. “Los más pobres, que a menudo viven en comunidades vulnerables, son los más afectados por los impactos del clima y viven con los impactos dañinos para la salud de los sistemas energéticos, por ejemplo, la contaminación del aire”, detalla la carta.

Asimismo, se establece que el buen uso de la tecnología y  sostenibilidad global, ofrecen el único camino viable hacia la seguridad humana, la equidad, la salud y el progreso. 

La primera Cumbre del Premio Nobel reunió a más de 100 científicos y científicas y líderes mundiales, quienes generaron  conversaciones sobre la mitigación y adaptación  al cambio climático, así como reducir la desigualdad e identificar formas de aprovechar lo mejor que la tecnología tiene para ofrecer.

La actividad se realizó del 26 al 28 de abril de manera virtual y fue organizada por la Fundación Nobel y la Academia Nacional de Ciencias de EE. UU., en asociación con el Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático y el Centro de Resiliencia de Estocolmo / Instituto Beijer.