En el 2017 el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, decidió abandonar los acuerdos internacionales para combatir el cambio climático, recurrió a los promotores de los combustibles fósiles para ocupar puestos ambientales clave y eliminó al cambio climático de la lista de amenazas a la seguridad nacional.

Ojo al Clima