Este lunes arrancó la vigésima tercera conferencia de cambio climático de las Naciones Unidas (llamada coloquialmente COP 23), que se celebrará del 6 al 17 de noviembre en Bonn, Alemania, y en la que participan casi todos los países del globo. 

En ella, todos los países miembros de la ONU se reúnen para discutir las políticas climáticas internacionales y, de alguna forma, el destino del planeta. Esta será la segunda COP desde que se firmó el Acuerdo de París y en la que se busca fortalecer ese compromiso.

Así lo recalcó el presidente de la anterior COP, el ministro marroquí de asuntos exteriores Salaheddine Mezouar, quien aseguró que la acción climática es más importante que nunca. “La negociación climática es importante pero la acción es aún más importante”, aseguró.

Según Mezouar, es necesario acelerar la ambición de los compromisos del Acuerdo de París, los cuales en este momento no parecen ser suficientes para evitar un peligroso calentamiento.

Lea más: “Ya se logró el Acuerdo de París. ¿Qué sigue? Lo veremos en Bonn.”

“Hay muchas cosas que podemos hacer y muchas cosas que debemos hacer para alcanzar los objetivos de la COP”, indicó Mezouar.

A pesar de celebrarse en Alemania, las negociaciones serán lideradas por Fiji, una isla de casi un millón de habitantes ubicada en el pacífico y uno de los países más vulnerables al cambio climático.

La Conferencia de las Naciones Unidas Sobre el Cambio Climático se desarrollará del 6 al 17 de noviembre en Bonn, Alemania.

(Créditos: Alanah Torralba/Climate Tracker)

El primer ministro de Fiji y actual mandatario de la COP 23, Frank Bainimarama, coincidió con la postura de Mezouar en cuanto a la necesidad de aumentar la ambición y plasmar las negociaciones en acciones.

“El mundo está en angustia por los fenómenos naturales extremos causados por el cambio climático. (…) Nuestro trabajo como líderes es responder a ese sufrimiento con todos los recursos disponibles”, expresó Bainimarama.

Asimismo, el líder de las negociaciones también hizo ver su intención de fortalecer los compromisos del Acuerdo de París. Esto a pesar de que el segundo principal emisor del planeta, Estados Unidos, decidió abandonar estos compromisos en junio.

La Casa Blanca incluso anunció que su delegación en la conferencia organizaría una actividad dedicada a promover el uso de combustibles fósiles como el carbón y la energía nuclear. “Los combustibles fósiles continuarán teniendo un rol central en la mezcla energética”, se lee en la descripción del evento.

“Tenemos que mantener nuestros compromisos de acción climática por completo y no retroceder de ellos”, afirmó el primer ministro de Fiji.