El ultraderechista Jair Bolsonaro afirmó el jueves que si el próximo domingo es elegido presidente de Brasil, la potencia latinoamericana mantendrá su adhesión al Acuerdo de París sobre el clima siempre que mantenga soberanía plena sobre la Amazonía.

El candidato señaló en una rueda de prensa en Rio de Janeiro que debería dejarse constancia escrita de que no existe ningún riesgo sobre la soberanía de una región denominada “Triple A”, que va desde Los Andes al océano Atlántico, atravesando la Amazonía.

Una iniciativa planteada por una organización de defensa del medio ambiente y apoyada durante su mandato por el presidente colombiano Juan Manuel Santos proponía crear en esos territorios una amplia zona de protección ambiental con parques naturales, reservas indígenas y espacios con alto índice de biodiversidad.

“¿Con ese Acuerdo de París correríamos riesgo de tener que ceder nuestra Amazonía?”, lanzó el candidato, antes de responderse: “Si se pone por escrito que no está en juego la triple A ni la independencia de ninguna tierra indígena, mantengo el Acuerdo de París”.

Con la triple A, “136 millones de hectáreas no estarían más bajo nuestra jurisdicción sino en la jurisdicción de otros países”, en esa zona tan “esencial para la supervivencia de la humanidad”, dijo el candidato y excapitán del Ejército, sin dar más explicaciones.

Cerca de 60% de la selva amazónica está ubicada en territorio brasileño.

A comienzos de septiembre, Bolsonaro amenazó con retirar a Brasil del Acuerdo de París si la “soberanía nacional” se veía amenazada.

Bolsonaro, favorito en las elecciones ante el izquierdista Fernando Haddad, también dio a entender esta semana que podría dar marcha atrás en una de sus más polémicas propuestas en materia de protección ambiental, como lo es la fusión del ministerio de Medio Ambiente con el de Agricultura.

“Estoy abierto a la negociación sobre ese tema”, declaró