El bus eléctrico que se encuentra en período de prueba en la Universidad de Costa Rica (UCR) ha tenido un desempeño “satisfactorio” hasta el momento, según afirmó la jefa de la Oficina de Transportes, Rosibel González a Ojo al Clima.

Tanto la Oficina de Transportes como los supervisores de la Escuela de Ingeniería Eléctrica aseguraron que el bus es más costo-efectivo que los buses de diesel, que realizan el mismo recorrido dentro de la universidad. 

La encargada de transportes en la UCR además señaló que los choferes califican el bus como “agradable” por su poca contaminación sónica.

Desde el 14 de octubre y hasta el 26 de noviembre, el bus generará datos científicos para definir qué tan costo-efectivo es transportar personas con este tipo de vehículos. Esta información actualmente no existe en el país.

Los datos servirán a empresas e instituciones para tomar como base o para realizar sus propios estudios sobre este tipo de transporte en Costa Rica. 

Mejores costos

El bus eléctrico ha probado ser más efectivo que los de combustión interna que brindan el mismo servicio en la universidad, pero no tan efectivo como pensaban que iba a ser, dijo Jairo Quirós, uno de los supervisores técnicos del proyecto.

Según el investigador, es “parcialmente natural” que el bus consuma un poco más de lo que dice la hoja de fábrica, ya que las pruebas de fábrica suelen ser muy estándares y el circuito del campus tiene cuestas muy pronunciadas.

Según la hoja de fábrica, el autobús puede recorrer aproximadamente 220 kilómetros con los 320 kwh que tiene la batería, pero con el consumo energético que está haciendo en el recorrido universitario, puede recorrer 180 kilómetros máximo.  

Por día, el vehículo recorre aproximadamente 90 kilómetros y consume un 40% de su batería, lo que equivale a un consumo de 130 kwh. 

Por dentro, el bus eléctrico es similar a los buses que ya operan en la Universidad de Costa Rica.

(Créditos: Sebastián Rodríguez)

En términos costo-eficiencia ha resultado ser mucho más efectivo que los buses diesel con los que cuenta la universidad, según dijo el investigador de la Escuela de Ingeniería Eléctrica. El bus eléctrico es más costo-efectivo por el bajo costo de recargarlo.

En promedio diario, un autobús de combustión interna de diesel en la universidad consume 20.000, mientras el autobús eléctrico consume ₡3.000 al día como máximo, según explicó Quirós.

Para recopilar la información, cada conductor que utiliza el autobús eléctrico tiene una hoja de registro, en la que anotan el porcentaje de carga, el kilometraje inicial y kilometraje final de cada carrera, así como al inicio y al final de cada día.

La batería de este vehículo se carga todas las noches, y según explicó Quirós, dura aproximadamente una hora y veinte minutos cargándose.

Menos ruido

Según dijo González, el bus eléctrico es mucho más cómodo que los buses de combustión de la universidad, pues no genera ruido. Además, según ella, al ser automático, hace que sea menos cansado transportarse en él tanto para los choferes como para los usuarios.

“En comparación con el bus de combustión, la parte de que no emita ruido es una de las grandes ventajas y lógicamente que es cero emisiones”, dijo la encargada de transportes de la universidad. 

La evaluación de su desempeño, sin embargo, tiene que hacerse comparando los datos del bus con las indicaciones técnicas de fábrica. “No tenemos datos de otro bus eléctrico en funcionamiento aquí en Costa Rica”, señaló González.

Este es el tercer bus eléctrico en funcionamiento en el país, aunque el primero con la tecnología tan apegada a lo que podrían brindar los operadores comerciales de este tipo de vehículos.