Desde este martes, dos autobuses eléctricos recorren las calles en la ruta San José – Desamparados para así aportar datos demostrativos que impulsen la electrificación del transporte público

“Estos son los primeros pasos para llevar la tecnología eléctrica al sistema de transporte público del país, que además de beneficiar a los ciudadanos nos permitirá realizar diversos estudios para definir las acciones que como país debemos adoptar para seguir avanzando en su implementación”, declaró Rodolfo Méndez Mata, ministro de Obras Públicas y Transportes, en un comunicado.

Las unidades fueron donadas por el gobierno de Alemania y forman parte de un plan piloto que se implementará a lo largo del 2021. Los buses primero se probarán en la ruta San José-Desamparados-San Rafael operada por la empresa ATD, luego con la ruta San José-La Unión de TransPlusa y finalmente San José-Alajuela (por el INVU) de TUASA.

En cuanto al tercer autobús, este quedará en manos del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) con varios propósitos: capacitar al personal de las rutas de Tres Ríos y Alajuela mientras los buses están en Desamparados, realizar pruebas en otras rutas y con otras condiciones para ver cómo se comporta la tecnología, servir de respaldo para no interrumpir la operación en caso de que alguno de los vehículos se averíe y, si se diera el caso, utilizar sus partes como repuestos mientras llegan las piezas de China.

Algunos de los beneficios que podrán vivir las personas al viajar en los buses eléctricos es que no percibirán ruido e identificarán menos vibraciones debido a que el autobús no cuenta con un motor de combustión. Además, podrán encontrar unidades USB para cargar sus celulares y utilizar el wifi durante los viajes. (Foto: Roberto Carlos Sánchez / Casa Presidencial).

(Créditos: Roberto Carlos Sánchez / Casa Presidencial)

El proyecto piloto de electrificación de transporte público es un esfuerzo conjunto entre Casa Presidencial, el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Consejo de Transporte Público (CTP), el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), las empresas autobuseras seleccionadas, así como el aporte de la Cooperación alemana GIZ, la Fundación CRUSA y de ONU Medio Ambiente.

La donación de los tres autobuses eléctricos se realizó en el marco del proyecto MiTransporte, ejecutado por GIZ por encargo del Ministerio Federal Alemán de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU) a través de su Iniciativa Climática Internacional (IKI).

Este proyecto piloto se enmarca en los compromisos del Plan Nacional de Descarbonización, el cual pretende que el 70% de la flota de buses y taxis sea cero emisiones para 2035. Al 2050, la meta es alcanzar el 100%.

“Estos primeros buses eléctricos demostrarán que Costa Rica está lista para un futuro sin muflas, con ciudades más limpias y más silenciosas. La transformación de nuestra flota de transporte público beneficiará a cada costarricense y hará el sistema más eficiente en términos de dinero y energía. La ruta que nos plantea el Plan Nacional de Descarbonización es esta: una Costa Rica moderna, eficiente, justa y sostenible”, dijo Andrea Meza, ministra de Ambiente y Energía.