Casi tres meses después de aceptar albergar la cumbre climática del 2019, Chile finalmente definió fecha para el encuentro anual de negociadores climáticos en Santiago: la cita será del 3 al 12 de noviembre del 2019.

El anuncio lo hizo la Convención Climática de Naciones Unidas en su sitio web. Chile ofreció organizar la 25° Cumbre Climática de Naciones Unidas, conocida como COP25, durante el pasado encuentro mundial en Polonia, en diciembre de 2018.

De este modo, la cita se atrasará de la fecha original en noviembre de este año.

Los países latinoamericanos debieron correr para definir la sede de la próxima cumbre, ya que Brasil retiró su candidatura para albergar la cumbre a finales de noviembre de 2018, por orden del nuevo presidente Jair Bolsonaro.

Costa Rica y otros países se ofrecieron para albergar la COP25, pero finalmente la responsabilidad recayó en Chile. Sin embargo, Costa Rica y Chile acordaron liderar el proceso de manera conjunta y nuestro país albergará una conferencia previa, posiblemente en octubre, aunque la fecha todavía no está decidida.

Aunque el encuentro casi siempre se ha celebrado de manera anual, el poco tiempo que tuvo Chile para prepararse abrió la posibilidad de posponer la cita hasta enero de 2020. Sin embargo, los oficiales de Naciones Unidas y el gobierno chileno lograron encontrar un espacio este año.

Este encuentro es fundamental para definir los últimos pasos antes de poner en marcha el Acuerdo de París, que entrará a regir en 2020.