Para la ex-secretaria del órgano de las Naciones Unidas de cambio climático, Christiana Figueres, Costa Rica debe ser un ejemplo del éxito de las energías renovables en los países en desarrollo.

Así lo expresó a Ojo al Clima durante un evento celebrado como parte de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático este 13 de noviembre.

“Lo somos (un ejemplo para países en desarrollo). Todos saben que Costa Rica todos los años bate el récord de número de días consecutivos en que generamos sólo energía renovable. Definitivamente somos el “modelito” en eso”, dijo Figueres.

Para la ex-mandataria de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) la razón principal por la que estamos a la vanguardia en energías limpias es porque nunca realmente dependimos de los combustibles fósiles.

“Nunca estuvimos condenados a los combustibles fósiles. Desde nuestro inicio empezamos con energía renovable y nos hemos mantenido con una matriz energética muy limpia”, explicó.

Costa Rica, de hecho, es el hogar para la primera planta eólica de América Latina, el proyecto PESA o PESRL, ubicado en Guanacaste y administrado por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) desde hace casi 20 años.

Además, Figueres destacó las acciones por recuperar cobertura forestal pero afirmó que nuestra principal deuda es el transporte.

“Donde Costa Rica todavía está mal pero es típico de todos los países en desarrollo es en el transporte. Ahí sí es donde tenemos el talón de Aquiles”, aseguró.

Figueres sirvió como secretaria ejecutiva de la CMNUCC del 2010 al 2016 y es una de las responsables por la histórica resolución del Acuerdo de París, el acuerdo de cambio climático que logró el compromiso de 195 países en el 2015.

Las renovables van en alza

Durante el evento, Figueres se mostró emocionada por el alza que están teniendo las energías renovables y aseguró que es inminente ver al carbón en un museo. Según ella, simplemente ya no es competitivo.

“Nos estamos dando cuenta de que las emisiones de gases de efecto invernadero se están convirtiendo en un indicador de ineficiencia”, indicó la ex-mandataria.

La tendencia en las inversiones parece indicar esto también. Al mismo tiempo que en Egipto se construye el parque solar más grande del mundo (con una producción de 16 mil MW de electricidad), la construcción de nuevas plantas de carbón cae en un 62%.

“La mitad de las plantas de carbón en los Estados Unidos o ya fueron retiradas o tienen fecha de retiro. El carbón está prácticamente muerto en los Estados Unidos, a pesar de lo que muchos “otros” quieran pensar”, aseguró.

Justo unas horas después de ese comentario, el gobierno de Estados Unidos estaría llevando a cabo un evento promoviendo el uso de “combustibles fósiles limpios”.

No obstante, para Figueres este tipo de acciones solo serán un bache en la historia de la transición energética y no cambiarán absolutamente nada.

No nos dejemos envolver por lo que vemos en el día a día. Pongamos nuestra mirada en la gran imagen de la transición. Las políticas adoptadas son muy conocidas pero no durarán porque no son del interés de la economía de los Estados Unidos”, culminó.