Un día después de que el gobierno presentara el Plan Nacional de Descarbonización, el Ejecutivo firmó un decreto para prohibir la exploración y explotación petrolera en el país hasta el 2050.

En efecto, el decreto significa que el país no buscará nuevas fuentes de combustibles fósiles en su territorio continental o marítimo. Además, tampoco explotará las reservas que se conocen.

“En este acto estamos siendo consecuentes con lo presentado ayer a Costa Rica y al mundo”, explicó el presidente Carlos Alvarado.

El jerarca firmó el decreto junto al ministro de Ambiente y Energía, Carlos Manuel Rodríguez. En la ceremonia también participó la diputada Paola Vega, quien impulsó la agenda ambiental del actual gobierno cuando la campaña de Alvarado diseñó su plan de gobierno.

El Plan Nacional de Descarbonización presentado ayer contempla que Costa Rica abandone los combustibles fósiles y transforme su economía, ciudades, sector agropecuario y manejo de residuos hacia un modelo más limpio e inclusivo.

Para el año 2050, el Plan plantea que el país será carbono neutral. Esto significa que, en ese momento, el país estaría emitiendo la misma cantidad de dióxido de carbono que estarían “respirando” los bosques.

Esta es la ruta de emisiones que plantea el país para el año 2050.

(Créditos: )

El mandatario recordó que la liberación de dióxido de carbono por el uso de combustibles fósiles, como la gasolina y el gas natural, está provocando cambios en el clima y afectaciones a salud, biodiversidad y al sector agrícola.

“Es un mensaje que lanzamos a nuestra ciudadanía y al país. Es una transición que tenemos que llevar adelante. La gasolina y el diésel no va a desaparecer de la noche a la mañana, pero tenemos que generar incentivos para que el transporte limpio esté disponible para todas las personas”, apuntó Alvarado.

El ex presidente Abel Pacheco prohibió la exploración y explotación petrolera en Costa Rica en 2002, cuando Rodríguez también era ministro de Ambiente y Energía. El compromiso fue extendido por las administraciones de Laura Chinchilla y Luis Guillermo Solís. Este último extendió la moratoria hasta el año 2021.

Alvarado dijo en conferencia de prensa que este decreto de moratoria tiene la particularidad de ofrecer una visión política “de largo plazo”. Los decretos anteriores instauraron la prohibición solo por unos años.

La moratoria se extendió por decreto, lo que significa que podría ser eliminada o modificada por la misma vía en el futuro.