Durante tres días en octubre, Costa Rica recibirá a los principales líderes internacionales de cambio climático para fortalecer el trabajo global en temas como océanos, ciudades sostenibles y soluciones basadas en naturaleza.

La reunión tendrá lugar en el Centro Nacional de Convenciones este 8, 9 y 10 de octubre. Es un espacio previo a la cumbre anual de cambio climático de la ONU que se celebrará en Chile en diciembre y por eso se le conoce como Pre-COP.

Así lo confirmó el Ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez, este 27 de mayo durante un seminario web para periodistas de toda la latinoamérica. En él, Rodríguez aseguró que será una Pre-COP “muy diferente”.

“Las Pre-COP, hasta la fecha, han sido esa última gran reunión donde se dan negociaciones finales. (…) Pero ya no estamos para más negociaciones. La Pre-COP queremos abrirlo más allá de gobiernos”, aseguró.

Según explicó el Ministro de Ambiente, para esta actividad buscarían reunir a varios actores clave como la academia, organizaciones de indígenas y de mujeres rurales, y hasta legisladores.

“La idea es que podamos tener un espacio de discusión donde podamos entender esas cosas que funcionan (para reducir emisiones) y cómo podemos amplificarlo”, explicó.

Rodríguez agregó que esta Pre-COP tendrá una duración de tres días, en lugar de la duración habitual de uno o dos días, y cubrirá los ejes temáticos de océanos, soluciones basadas en naturaleza y ciudades sostenibles.

La Pre-COP es la última gran reunión antes de la cumbre anual de cambio climático de la ONU, conocida como la COP (Conferencia de las Partes, en inglés), donde 190 países toman las decisiones finales para reducir las emisiones del planeta.

“Co-presidencia”

Este año, la COP será en Chile, del 2 al 13 de diciembre y Costa Rica jugará un papel de protagonista, ya que el gobierno ofreció su apoyo para actuar como “co-presidente” de las negociaciones junto con Chile.

La reunión estaba planificada para tener lugar en Brasil. Sin embargo, con la llegada del gobierno de Jair Bolsonaro, muy opuesto a la acción contra el cambio climático, el país sudamericano se retiró de la organización.

Según Rodríguez, Latinoamérica estuvo “a punto” de perder la sede, ya que nunca se había tenido que organizar una cumbre de este calibre (con hasta 30 mil visitantes) en tan poco tiempo.

Costa Rica incluso se postuló para organizar este evento pero, según el Ministro, los costos superan el alcance del país, por lo que Chile asumió la organización. No obstante, según dice, los presidentes de ambos países se pusieron de acuerdo para cooperar en la dirección de las negociaciones.

Esto es algo que nunca había sucedido hasta el momento. De hecho, la figura de “co-presidencia” ni siquiera existe dentro de las negociaciones. Aún así, según Rodríguez, Costa Rica será protagonista en temas donde tiene autoridad.

“Costa Rica tiene una gran fortaleza en temas de energía renovable y bosques. Costa Rica genera casi el 100% de su electricidad de fuentes renovables y tiene el doble de cobertura forestal que hace 20 años. Chile nos invita a participar. Asumiremos un rol protagonista en estos dos temas”, dijo el ministro.