La Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático o COP26 sirvió de escenario para que los duques de Cambridge se reunieran con los galardonados del premio Earthshot, entre ellos, el mandatario Carlos Alvarado Quesada en representación de Costa Rica.

El país ganó en la categoría de Protección y Restauración de la Naturaleza, esto gracias a la implementación del programa de Pago por Servicios Ambientales (PSA) que, desde 1997, redirige los fondos obtenidos del impuesto a los combustibles para pagar a propietarios de bosque por la protección y restauración de estos ecosistemas.

El premio consta de un millón de libras esterlinas (alrededor de $1,3 millones), dinero que el país estará destinando al diseño de un modelo de PSA enfocado en zonas marino costeras así como a la ejecución del proyecto piloto.

“Hemos sido exitosos en revertir la deforestación en tierra y ahora necesitamos proteger los mares y océanos como una forma para combatir el cambio climático”, destacó Alvarado.

Para ello, y como parte del premio, se contará con asesoría técnica para concretar la propuesta. “Este es el inicio de nuestro viaje conjunto y estoy tremendamente orgulloso de que sean parte del primer equipo del Earthshot. No puedo esperar a ver lo que harán”, comentó el príncipe William con motivo de la recepción organizada en el marco de la COP26.

La propuesta de un PSA marino es novedosa en la región y, por tanto, el compromiso es transferir ese conocimiento y experiencia a los demás países bajo esquemas de cooperación sur-sur.

“La COP26 es una gran oportunidad para seguir mostrando cómo Costa Rica ha estado haciendo esfuerzos en la conservación marina y ahora cuenta con recursos modernos y esquemas innovadores para fortalecer la protección de la biodiversidad marina y la recuperación económica. Estando en Glasgow con el Presidente (Carlos Alvarado) y la Primera Dama (Claudia Dobles), estamos decididos a mostrar que hay un camino hacia un mundo regenerativo, sostenible, positivo para la naturaleza y neutro en carbono”, declaró Andrea Meza, ministra de Ambiente y Energía.

PSA marino

El modelo de PSA implementado en tierra parte de un contrato firmado entre el propietario de la finca y el Fondo de Financiamiento Forestal (FONAFIFO) en reconocimiento a cuatro servicios ecosistémicos estipulados en la Ley Forestal Nº 7575, a saber: mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero; protección del agua para uso urbano, rural o hidroeléctrico; protección de la biodiversidad para su conservación y uso sostenible; y belleza escénica natural para fines turísticos y científicos.

Los montos a pagar se determinan por hectárea y por árbol para las diferentes modalidades: protección de bosque, reforestación, regeneración natural, sistemas mixtos, protección de recurso hídrico, sistemas agroforestales, etc.

En el caso del PSA marino, no necesariamente mediaría un título de propiedad, porque la línea costera, los manglares, los humedales, los arrecifes y otros ecosistemas pertenecen al Estado. Según Cynthia Barzuna, viceministra de Agua y Mares, esta es una de las variables que se tendrá en cuenta a la hora de diseñar el modelo. Entonces, más que en un título de propiedad, el PSA marino estaría enfocándose en servicios ecosistémicos traducidos en proyectos.

“La idea es enfocarnos en la protección de ecosistemas que son fundamentales en cambio climático y podrían inclusive generar una economía azul interesante para las personas que quieran emprender con este pago por servicios ambientales”, dijo Barzuna.

Esos emprendimientos podrían estar ligados a un cambio de uso, al privilegiar alternativas más sostenibles. “Al igual que pasó con los hijos de los madereros, quienes apostaron por un cambio de uso y vieron en el PSA una alternativa, lo mismo podría ocurrir en comunidades costeras”, explicó la viceministra.

Proyectos de gestión de áreas de pesca responsable, reforestación de manglares, gestión de residuos marinos, actividades productivas con componente de conservación, entre otros, podrían incluirse en el nuevo modelo. Volviendo la mirada al modelo terrestre, muchas fincas sujetas a PSA han logrado combinar la conservación con actividades agropecuarias sostenibles y ecoturismo. Se buscaría hacer lo mismo con el modelo marino.

“Los esfuerzos de la conservación pública se han logrado complementar muy bien con los esfuerzos de conservación en tierras privadas y sobre todo con el esquema de PSA que ha sido una manera muy efectiva de dar valor a la naturaleza y de beneficiar a distintas personas propietarias de bosque, tanto en territorios indígenas como propietarios privados, productores. Llegó el momento de replicar lo que se ha hecho en tierra, en el mar. El país ha venido realizando esfuerzos en conservación marina y actualmente cuenta con instrumentos modernos para fortalecer el resguardo de la biodiversidad marina”, declaró Meza.

Otra de las ideas que se valorarán en el proceso de diseño es ver la gestión marina desde un enfoque de cuenca hidrográfica, ya que los ríos juegan un papel importante en cuanto a la salud de los ecosistemas marinos costeros.

Lo que se tiene, por el momento, son ideas. Lo cierto es que el diseño del modelo de PSA marino estará guiado por la ciencia tanto en el establecimiento de las categorías de servicios ecosistémicos a reconocer como en las modalidades, métricas y monitoreo, etc.

De acuerdo con Barzuna, el dinero se desembolsará contra los resultados y, por el momento, el Ministerio de Ambiente y Energía está a la espera de instrucciones sobre el plan de trabajo.

“Estoy encantado de celebrar el triunfo de Costa Rica por proteger y restaurar la naturaleza. Estoy muy impresionado por su dedicación, ingenio y compromiso”, manifestó el príncipe William.

Sobre el Earthshot Prize

El premio fue creado por The Royal Foundation de los duques de Cambridge en 2020 con el fin de visibilizar las soluciones inspiradoras e innovadoras para los mayores retos medioambientales del planeta.

“El Premio es un llamamiento urgente a la acción en todo el mundo y pretende convertir el pesimismo actual en torno a los problemas medioambientales en optimismo, defendiendo un liderazgo inspirador y ayudando a ampliar increíbles soluciones de vanguardia. Descubrirá 50 ganadores a lo largo de 10 años con el poder de reparar el planeta”, se lee en el comunicado.