La fiscal del estado de Nueva York anunció el miércoles el lanzamiento de una demanda contra la petrolera estadounidense ExxonMobil, sospechosa de engañar deliberadamente a los inversores sobre el impacto de las regulaciones relacionadas con el cambio climático en sus operaciones.

ExxonMobil está acusada de “engañar a los inversionistas sobre el riesgo de que las regulaciones por el cambio climático suponen para su negocio”, dijo en un comunicado la fiscal Barbara Underwood.
“Los inversionistas han dado su dinero y han puesto su confianza en la compañía”, señaló.

ExxonMobil “les aseguró el valor a largo plazo de su participación porque el grupo afirmó tener en cuenta el riesgo de una mayor regulación contra el cambio climático en sus decisiones estratégicas”.
“Nuestra investigación reveló la frecuente falta de cumplimiento” de estos compromisos, agregó Underwood.

El anterior fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, lanzó a finales de 2015 una investigación sobre las prácticas contables de la empresa relacionadas con los riesgos climáticos.

Para Underwood, “Exxon creó una cortina de humo para engañar a los inversionistas y hacerles creer que la compañía estaba manejando los riesgos de la regulación contra el cambio climático, mientras que, sistemática y voluntariamente, los subestimaba o ignoraba”.

Contactado por AFP, ExxonMobil cuestionó estas acusaciones y sostuvo que planea refutarlas “lo más rápido posible”, indicó un portavoz.

Para el grupo, la investigación iniciada por las autoridades es “infundada”.

En el mercado de valores, el título ExxonMobil cayó un 1,32% hacia las 18H25 GMT, poco después del anuncio.

En agosto pasado, el regulador bursátil de Estados Unidos, la SEC, desestimó una investigación de más de dos años sobre las prácticas contables de ExxonMobil y el impacto financiero de las políticas públicas contra el calentamiento global en sus resultados.