El pasado 3 de noviembre, la plataforma de Deportes para la Acción Climática (S4CA, por sus siglas en inglés) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) anunció una serie de objetivos ambiciosos de reducción de emisiones. Esto con tal de alcanzar emisiones cero neto para el 2040 y reducir la emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en un 50% para el 2030.

Estos nuevos objetivos deberán de ser adoptados por los antiguos y nuevos miembros del S4CA. Además, ellos entrarán a formar parte de Race to Zero, que es una una campaña global para reunir liderazgo y apoyo de empresas, ciudades, regiones, universidades e inversores para una recuperación de carbono cero resistente que previene amenazas futuras, genera trabajos decentes y desbloquea crecimiento inclusivo y sostenible.

En este momento, un total de 733 ciudades, 31 regiones, 3,067 empresas, 173 de los mayores inversionistas y 622 instituciones de educación superior pertenecen a Race to Zero.

“El sector aceptó con entusiasmo el desafío, pero también nos dijeron que quieren hacer más y hacerlo más rápido. Estas organizaciones ahora enfrentan el desafío de reducir las emisiones en un 50% para 2030 a más tardar y lograr emisiones netas cero para 2040”, mencionó Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva en la CMNUCC.

Acerca de deportes para la acción climática

Deportes para la acción climática es una iniciativa creada por Naciones Unidas en 2018, para apoyar y guiar a los actores deportivos en pro de alcanzar las metas de mitigación contempladas en el Acuerdo de París. Las organizaciones deportivas y sus comunidades han creado una iniciativa de colaboración para posicionar a su sector en el camino de una economía baja en carbono, tal como los líderes mundiales acordaron en la ciudad de París en el año 2015.

La plataforma trabaja en dos objetivos generales, el primero es lograr una trayectoria clara para la comunidad deportiva mundial para combatir el cambio climático, a través de compromisos y asociaciones de acuerdo con estándares verificados en línea con el escenario muy por debajo de los 2 °C del Acuerdo de París. El segundo vendría siendo usar el deporte como herramienta unificadora para fomentar solidaridad entre los ciudadanos del mundo para la acción climática.

Dentro de las organizaciones que forman parte se destacan la FIFA, el Comité Olímpico Internacional, La Premier League, la Fórmula E, la NBA, la FIBA, entre otros. 

“Cuatro años desde que lanzamos la plataforma de Deportes para la Acción Climática, más de 280 organizaciones deportivas se han comprometido con los objetivos generales de alinear el deporte con los objetivos del Acuerdo de París”, añadió Espinosa.

Juegos Olímpicos de Tokio

Las justas olímpicas de verano, que se realizaron este año en la ciudad de Tokio (Japón), se desarrollaron pensando en este programa. Por esa razón, se tomaron medidas como la construcción de infraestructura temporal o maximización de recintos ya existentes, y uso de energía proveniente de fuentes renovables.

En cuanto al transporte de los atletas, se utilizó vehículos eléctricos, e incluso las mismas medallas se hicieron con materiales reciclados.

Se espera que futuros eventos deportivos masivos sigan el ejemplo de las olimpiadas, ya que la atención mundial estará en ellos y darían la oportunidad de mostrarles a las personas que se puede practicar deportes y salvar el planeta a la vez.