Los diputados de la Comisión de Ambiente firmaron este jueves 21 de septiembre un proyecto de ley que permitiría poner al cambio climático en el centro de las políticas ambientales del país.

De resultar aprobado, el texto se convertiría en la primera herramienta vinculante en la legislación costarricense para la mitigación, la adaptación y el abordaje de desastres y pérdidas ligadas, en específico, al cambio climático. Hasta el momento, las herramientas legales existentes sobre el cambio climático se limitan a decretos y acuerdos internacionales no vinculantes.

El proyecto, titulado “Ley de incorporación de la variable del cambio climático como eje transversal obligatorio en las políticas públicas ambientales” y registrado bajo el expediente 20.527, plantea una reforma a la Ley Orgánica del Ambiente y busca ser una medida para incorporar los objetivos del Acuerdo de París en la legislación costarricense.

De acuerdo con la diputada oficialista Marcela Guerrero, una de las firmantes del proyecto, este texto permite a miembros del gobierno, sectores económicos y sociedad civil tomar acciones afirmativas contra el cambio climático.

“La propuesta realiza los ajustes necesarios a la legislación vigente para que gobernantes y autoridades planifiquen colaborativamente con la sociedad civil sobre las políticas públicas en materia de cambio climático”, señaló Guerrero.

El expediente, además, incluye la variable del cambio climático en temas de desarrollo sostenible y erradicación de la pobreza.

El expediente, además, incluye la variable del cambio climático en temas de desarrollo sostenible y erradicación de la pobreza. Los tres ejes principales de acción contra el cambio climático estipulados en el proyecto de ley son la mitigación, la  adaptación y la resiliencia (que está relacionada con los cómo enfrentar los daños y pérdidas producto de desastres ligados al cambio climático).

En corriente legislativa

El proyecto de ley fue el resultado de dos años de mesas de trabajo en las cuales participaron representantes de varios sectores.

A pesar de haber ratificado los objetivos del Acuerdo de París en octubre del 2016, estos no son legalmente vinculantes, por lo que el país aún no tiene una herramienta legislativa en la lucha contra el cambio climático.

Ahora, los diputados de la comisión de ambiente -pertenecientes al Partido Acción Ciudadana (PAC), Partido Liberación Nacional (PLN), Frente Amplio (FA), Partido Unidad Socialcristiana (PUSC) y Renovación Costarricense- han firmado la presentación del proyecto de ley que, al igual que cualquier otro expediente, deberá discutirse en Comisión y en el Plenario del Congreso.  

La Ley Orgánica del Ambiente está vigente desde 1995, pero no aborda explícitamente el tema del cambio climático.