Los países más pobres como Birmania, Laos y Camboya, con personas que dependen en su nutrición del arroz, están amenazados.

Ojo al Clima