La cantidad de vehículos eléctricos que entraron al país en el 2018 –primer año de exoneraciones– aumentó casi seis veces con respecto al 2017, según un análisis realizado por Ojo al Clima con datos suministrados por el Ministerio de Hacienda..

El año pasado entraron 421 vehículos eléctricos al país (entre automóviles, motos y vehículos de peso liviano), mientras que en el 2017 solo habían entrado 73.

De hecho, solo en el 2018 entraron más vehículos eléctricos de los que habían entrado en los siete años anteriores juntos.

Este incremento en las importaciones se da justo después de la aprobación de la Ley de Incentivos y Promoción al Transporte Eléctrico, la cual entró en vigencia a partir del 6 de febrero del 2018.

Los vehículos usados, sin embargo, –de un precio más accesible para la clase media– siguen siendo pocos. En el 2018, solo el 9% de las importaciones de carros eléctricos eran de usados.

Igual de poca ha sido la inversión en transporte colectivo, ya que aún no ha entrado ningún bus eléctrico con la intención de operar en el país.

En el siguiente gráfico se puede observar la cantidad de carros que entraron al país por mes desde el 2010:

Eléctricos alcanzan a los híbridos

Los datos suministrados por Hacienda también revelan que, en tan sólo un año, la importación de vehículos híbridos decayó bastante. Esto se da justo al mismo tiempo en que la importación de eléctricos levanta significativamente.

En el siguiente gráfico se puede observar cómo, en un año, los eléctricos recortaron la importante ventaja que le llevaba la importación de vehículos híbridos.