La autoría de la inmensa mayoría de los artículos científicos publicados en el campo de la ecología y la conservación recae en hombres, quienes además trabajan en unos cuantos países occidentales, alertó un estudio publicado en Conservation Letters.

Los investigadores e investigadoras llegaron a esta conclusión tras revisar el género y la afiliación de 1.051 autores principales, cuyas publicaciones se extendían desde 1945 hasta 2019, en 13 importantes revistas dedicadas a la ecología y conservación.

De esta forma se dieron cuenta que el 89% de los autores eran hombres. Además, el 75% de estos hombres pertenecían a instituciones cuyas sedes están en cinco países: Estados Unidos, Canadá, Australia, Reino Unido y Alemania.

“La lista general de autores principales incluía solo un 11% de mujeres”, dijo Bea Maas, autora principal del estudio e investigadora de la Universidad de Viena (Australia).

Asimismo, Maas agrego: “este enorme desequilibrio en la autoría científica es extremadamente preocupante, especialmente en el campo de la ecología y la conservación, donde se necesitan perspectivas diversas para abordar los retos climáticos y medioambientales globales”.

Si bien el número de mujeres liderando estudios se ha incrementado desde 1945, la brecha aún es amplia. “La proporción de mujeres entre los autores que más publican ha aumentado muy lentamente a lo largo del tiempo: de los que publicaron su primer artículo antes del año 2000, el 9% son mujeres, en comparación con el 15% de mujeres entre los autores que más publican después del año 2000. Considerando intervalos más cortos de 15 años, la proporción de mujeres entre los autores que más publican aumentó del 3% (1945-1959) al 18% (2005-2016)”, se lee en el estudio.

La deuda también está dada en términos geográficos. “De los 42 países especificados como afiliaciones de los autores que más publican, tres representan un número desproporcionadamente grande de autores que más publican: Estados Unidos (40%), Reino Unido (18%) y Australia (9%). Los siete países siguientes son Canadá (4%), Alemania (4%), Francia (3%), Suiza (2%), Países Bajos (2%), España (2%) y Suecia (2%). Estos 10 países suman el 86% de los autores que más publican. Cabe destacar que los tres primeros países son de habla inglesa y que los 10 primeros son países occidentales del Norte Global”, se advierte en el estudio.

“Cada uno de los 32 países restantes de la lista de países con los autores que más publican, entre los que se encuentran países muy poblados como China, India, Japón y Brasil, tienen un 1% o menos de los autores que más publican. Estos 32 países restantes solo representan el 13% de los autores que más publican. Ninguno de los otros 151 países del mundo (incluida Rusia, una gran parte del Norte Global por superficie) tiene siquiera un nombre en la lista de los 1.051 autores que más publican”, continúa el documento.

Para los investigadores e investigadoras, la falta de representación de las mujeres y del Sur Global no solo afecta a la autoría principal en ecología, sino también al liderazgo científico. “En muchas áreas de la ciencia, la producción de publicaciones y, sobre todo, la autoría principal determinan el desarrollo de la carrera y la asignación de puestos de liderazgo”, explicó Maas en un comunicado.

No solo eso. Si bien son problemáticas globales, el cambio climático y la pérdida de biodiversidad requieren de acciones locales sustentadas en evidencia científica en pro del bienestar de las personas.

Al contar con líderes diversos, con diferentes perspectivas, podemos resolver mejor los problemas medioambientales internacionales, como los efectos del cambio climático global y la pérdida de biodiversidad, y proporcionar modelos a seguir para la próxima generación de ecólogos. Por ello, animamos a la comunidad científica internacional, especialmente a los que ocupan puestos de liderazgo, a promover de forma proactiva la diversidad y la inclusión en disciplinas como la ecología y la conservación”, concluye el estudio.