Frente a unas 1.200 personas sentadas en el salón principal del Centro Nacional de Convenciones, Christiana Figueres inauguró la primera cumbre de la ONU sobre cambio climático en Costa Rica.

“Ustedes están en un evento no convencional. En primer lugar, están en un país pequeño, con aspiraciones muy por encima de su tamaño”, dijo la exsecretaria general de la Convención de Cambio Climático de la ONU.

Pero, además, es un evento poco convencional por la cantidad de personas y la importancia de las delegaciones que recibió. Nunca antes esta cumbre había recibido a un ministro que no fuera del país anfitrión. A Costa Rica llegaron 30.

Según dijo el Ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez, esta es la PreCOP más importante en la historia, debido a la cantidad y al alto perfil de sus participantes.

“Esto es uno de los eventos ambientales más grandes que se han organizado en Costa Rica y esta es, sin duda, la PreCOP que mayor protagonismo ha tenido”, dijo Rodríguez a Ojo al Clima.

El ambiente, en la cumbre, es de urgencia. Durante las presentaciones inaugurales, los panelistas concordaron en que se necesitan acciones urgentes para contener el cambio climático.

“Nunca antes en la historia humana, hemos tenido el poder para determinar el futuro del planeta como lo tenemos ahora”, dijo Figueres.

Esta cumbre, sin embargo, no es una reunión de negociación formal, según explicó la exsecretaria general de la Convención de Cambio Climático de la ONU. Para que lo fuera, tendrían que haber representantes de todos los 197 países miembros de la Convención.

Más bien, según dijo Figueres, el objetivo de la cumbre será abrir el foco y entender que el cambio climático y otros problemas como la pérdida de biodiversidad y la desertificación, tienen que resolverse en conjunto.

“El cambio climático es fundamental pero no es todo. También tenemos que estar pensando en las interrelaciones entre los océanos, la atmósfera, el uso de suelo, etc. Para esa conversación están convocados todos en Costa Rica”, dijo a Ojo al Clima.

Por eso, dos de los ejes temáticos principales de la cumbre son “soluciones basadas en naturaleza” y “océanos”. El tercer eje temático es “ciudades sostenibles”.

“La estrella guía”

Figueres, como maestra de ceremonias de la actividad de inauguración, cedió la palabra a Marco Lambertini, director de la organización de conservación natural WWF.

“Vamos a comenzar con el único lugar que podemos comenzar: la ciencia. La ciencia tiene que ser la estrella guía con la que tomamos decisiones y acciones”, dijo Figueres, antes de ceder el escenario a Lambertini.

Ciertamente, la ciencia no ha sido muy alentadora en los últimos meses. El más reciente reporte del grupo de científicos de la ONU mostró que el océano ha sido duramente golpeado por la altas emisiones de gases de efecto invernadero.

Según el informe, desde 1970 este ecosistema ha absorbido alrededor de 93% del aumento de la temperatura y ha capturado un 28% de las emisiones de dióxido de carbono.

“Nos estamos dando cuenta de que tenemos la capacidad de alterar el estado geofísico de la Tierra. Ahora sabemos que lo hemos hecho en 150 años, un parpadeo en la escala de tiempo del planeta”, dijo Lambertini.

La cumbre reunió a 1200 personas en el salón Talamanca para la sesión inaugural de la PerCOP.

(Créditos: Fabián Hernández)

El director de WWF, además, señaló que el mayor reto para la siguiente década será separar el crecimiento de las economías de las emisiones en los países. Esto es algo que Costa Rica propone en su plan de descarbonización.

“Caímos en este círculo vicioso de convertir hábitats naturales en hábitats productivos, para hacer crecer nuestra economía. Eso ha aumentado el cambio climático con consecuencias nunca antes vistas para nuestra especie y el planeta”, dijo Lambertini.

Según dijo el director de WWF, esta PreCOP es importante para posicionar el cuidado de los ecosistemas como soluciones para el cambio climático. Esto es, según dijo el ministro de Ambiente a Ojo al Clima, el objetivo principal de la cumbre.

Atención internacional

Afuera del plenario principal, entre unos 15 estands de iniciativas verdes en Costa Rica, se merodean representantes de gobierno, científicos, financistas y hasta ministros, provenientes –entre todos– de 86 países.

“Sin duda es una PreCOP no convencional. Estamos acostumbrados a una reunión más pequeña y con más diálogo político” dijo el director de cambio climático de Uruguay, Ignacio Lorenzo.

De acuerdo con el diplomático, la decisión de darle más espacio a las soluciones naturales como la protección de los bosques y océanos fue la decisión correcta para la cumbre.

“Es esencial (cambiarle el enfoque a la cumbre). El Secretario General de Naciones Unidas dijo que tenemos que pasar a la acción y Costa Rica ha llevado adelante esta conferencia buscando discusiones concretas sobre soluciones”, dijo Lorenzo.

Como es tendencia en todo el mundo, los jóvenes también han tenido bastante participación de la cumbre. Esto no era algo común en los eventos de la ONU hasta el movimiento de Greta Thunberg, el cual comenzó hace un año.

Durante un evento previo a la PreCOP, un grupo de 70 jóvenes de toda América Latina emitió una petición a la ONU para que se les consulte a la hora de crear políticas ambientales en sus países.

“Queremos demostrar que nosotros, los jóvenes del continente, tenemos algo que decir acerca de la crisis, y sobre todo que estamos actuando y que nuestra contribución es sustantiva”, dijo Catalina Silva, una joven activista climática chilena de 18 años.

Como cierre del panel de inauguración, el presidente Carlos Alvarado dio un discurso, en el que, nuevamente, hizo un llamado a la acción urgente contra el cambio climático y adelantó que hizo un llamado al Congreso para prohibir la explotación petrolera por ley.

Actualmente esa prohibición existe hasta el año 2050, pero solamente por vía decreto. Hay un proyecto en la Asamblea Legislativa para consolidar eso en la ley, pero tiene importante oposición del PUSC y genera división en el PLN.

“Hemos pedido al Congreso que prohíba por ley la explotación petrolera para enviar ese mensaje con mayor fuerza”, dijo Alvarado en el plenario de cierre.