En las instalaciones de la empresa Colas, en Normandía, cuenta con una primera versión de la calle solar.

Ojo al Clima