El movimiento Extinction Rebellion interrumpió el lunes sus bloqueos en Londres y reflexiona ahora cómo continuar con su acción, que reclama un “estado de emergencia ecológica”.

Surgida en 2018 en Reino Unido, esta red de activistas, que aboga por la desobediencia civil no violenta, bloqueó durante una semana -hasta el domingo- varios lugares de gran afluencia del centro de la capital británica.

Los manifestantes se concentraban el lunes en Marble Arch, al noroeste de Hyde Park, y en el extremo de la arteria comercial Oxford Street, en pleno corazón de Londres, donde Se podían ver muchas tiendas de campaña. Extinction Rebellion (XR) avisó de que organizaría un “banquete” en el lugar por la tarde.

El puente de Waterloo Bridge, que XR transformó parcialmente en jardín la semana pasada, estaba abierto a la circulación, después de una intervención de la policía la víspera para desalojar a los manifestantes.

La protesta “entra en una nueva fase”, indicó el movimiento en un mensaje publicado en su página web.

“La ‘fase uno’ fue un enorme éxito. El hecho de ocupar lugares llamó la atención sobre nuestra causa”, añadió y explicó que la “fase dos” debía ser sometida a discusiones el lunes por la tarde.

El domingo, Jemes Fox, un portavoz, había indicado que el grupo estaba dispuesto a hacer una “pausa” si el gobierno británico aceptaba negociar. En caso contrario, podría emprender nuevas acciones, advirtió.

Extinction Rebellion, un movimiento que se ha vuelto internacional defiende en Reino Unido la proclamación de un “estado de emergencia climática y ecológica”, la elaboración de un plan de acciones para “reducir a cero” las emisiones netas de gases de efecto invernadero y la creación de una “asamblea ciudadana” que, con ayuda de expertos, participe en todo lo que ataña al clima.

El movimiento se formó luego de una ola de protestas por el clima en Europa liderada por jóvenes. Estas protestas, a su vez, estallaron luego de la publicación de un informe de Naciones Unidas que muestra los duros impactos del cambio climático en la agricultura, biodiversidad y economía mundial.