La necesidad de tener ciudades verdes es cada vez mayor, ya que -según la Organización Mundial de la Salud (OMS)- más de la mitad de la población mundial vive en ciudades y se espera que para el 2050 ese número aumente a casi el 70%. Además, las ciudades son responsables de más del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Con el fin de impulsar iniciativas creativas e innovadoras que den vida a ciudades cada vez más verdes en la Gran Área Metropolitana (GAM) se creó el Fondo de Recuperación Urbana Verde y Biodiversa (FRUV) de los proyectos Biodiver_City y BioFrame, implementados por la Cooperación Alemana para el Desarrollo GIZ, por encargo del Ministerio Federal de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU), con apoyo del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE).

Este fondo corresponde a 220.000 euros que servirá para financiar ocho propuestas en temas como agricultura y jardinería urbana, biodiversidad urbana, gobernanza en el mantenimiento de espacios verdes y su financiamiento, construcción verde, municipio limpio, prevención de inundaciones, restauración verde y azul, ríos limpios y salud y deporte; las cuales contribuyan a conservar los servicios ecosistémicos y, a su vez, promuevan el bienestar de la población urbana. 

En relación a esto, Claus Kruse -director de Biodiver_City- comentó que: “Nos complace informar sobre este nuevo concurso que busca financiar proyectos verdes que tengan como fin primordial recuperar la biodiversidad en el entorno urbano, por lo cual, en esta oportunidad, extendemos la invitación a toda la GAM.”

Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), Asociaciones de Desarrollo Integral (ADIs), MiPymes, academia y municipalidades podrán optar por este fondo. Eso sí, cada una tiene diferentes requisitos.

Actualmente, el concurso se encuentra en la etapa de postulación, por lo que los participantes deberán presentar sus propuestas de proyecto mediante el correspondiente formulario (accesible en biocorredores.org) y entregarlo en formato digital a la dirección electrónica: [email protected]ón.org La fecha límite es el 16 de enero a las 23:59 horas. 

Cabe resaltar que las entidades participantes deberán aportar una contrapartida de, al menos, el 30% del monto total al que están concursando con su propuesta y el monto otorgado por el fondo será de mínimo $10.000 y máximo $23.000. 

Con respecto a la importancia de este tipo de concursos, Franklin Paniagua -Viceministro de Ambiente- comentó: “Un programa como estos es una oportunidad única y de gran impacto para materializar  muchas de las ideas que tenemos de cómo mejorar nuestros barrios y nuestras comunidades, brindar mejores servicios y facilitar el acceso de las áreas públicas y las áreas verdes; queremos poder premiar aquellas más atractivas y tener una segunda generación de ejemplos escalables de una comunidad, en pro de la sostenibilidad y la calidad de vida de los vecinos”. 

De acuerdo con Kruse, este fondo persigue dos objetivos: aportar a la recuperación verde garantizando una sostenibilidad en el tiempo y promover el concepto de los corredores biológicos urbanos e interurbanos. “Esos que permiten la circulación no solo de la fauna, sino de la flora también. Queremos recuperar la naturaleza que está en las ciudades y por eso es que, desde la GIZ, ponemos estos fondos a disposición de ocho iniciativas que vamos a seleccionar como las ganadoras de este concurso”, comentó.