Upala no estaba preparada para el paso del huracán Otto.

El mal ordenamiento del territorio, mala gestión de vivienda y los riesgos conocidos se juntaron para causar estragos, según el Estado de la Nación 2017. Ahora, el gobierno busca mejorar esas debilidades.

Upala fue uno de los 20 cantones seleccionados por el gobierno como los más vulnerables del país a los impactos del cambio climático, según reveló la primera dama, Claudia Dobles, en una presentación en el Colegio de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) este 13 de febrero.

Estos cantones seleccionados recibirán más de 1600 millones donados al gobierno por el Fondo Verde del Clima en octubre del 2018 para adaptar sus planes reguladores a los impactos del cambio climático.

“El plan regulador realmente impacta la calidad de vida de todos los ciudadanos y ciudadanas. El plan regulador genera garantías de cómo estamos planeando nuestro territorio para que las personas tengan un acceso más seguro a vivienda”, señaló la arquitecta Dobles a través de un comunicado oficial.

El informe del Estado de la Nación 2017 ya venía advirtiendo que más del 70% de los cantones del país no tiene un plan regulador total y que la mayoría de ellos ni siquiera tienen una oficina de gestión de riesgo.

Las 20 municipalidades seleccionadas como las más vulnerables fueron: Naranjo, Guatuso, Upala, Los Chiles, Montes de Oro, Parrita, Puntarenas, Buenos Aires, Corredores, Osa, Talamanca, Siquirres, Matina, Pococí, Nicoya, La Cruz, Cañas, Alajuelita, Acosta y Turrialba.

“Creemos que en 6 meses y un año, el avance que vamos a tener de forma concreta de la mano de todos los gobiernos locales va a ser un giro estratégico para mejorar esa convivencia con el ambiente” señaló la directora del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (Ifam), Marcela Guerrero.

El gobierno seleccionó las municipalidades beneficiadas a través de una revisión de sus planes reguladores, revisión de datos climáticos del Instituto Meteorológico Nacional y de datos del Consejo Nacional de Emergencias.

“(Se hizo) un proceso de selección basado en datos. Esto no fue un concurso”, señaló Dobles.

Ahora, según Guerrero, el gobierno se centrará en dar “acompañamiento técnico” a las municipalidades para que puedan hacer un buen uso de esos fondos, adaptarse al cambio climático y “reactivar la economía del país”.

Previamente, la Dirección de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente (Minae), había hecho un acompañamiento a seis cantones para identificar sus principales fuentes de emisiones.

Ahora, esta institución también tendrá una participación en el acompañamiento a las 20 municipalidades seleccionadas junto al Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) y el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (MIVAH).

Según la directora de Cambio Climático del Minae, Andrea Meza, parte del acompañamiento se centrará en construir mejores planes reguladores identificando posibles vulnerabilidades a eventos hidrometeorológicos extremos.