Grupo Bimbo se comprometió en ser la primera empresa de Latinoamérica en abastecer todas sus operaciones a partir de energía renovable para el 2025.

Así lo anunció su director global de operaciones, Daniel Servijte, durante “La semana del clima”, celebrada del 24 al 30 de septiembre, en Nueva York, Estados Unidos.

“Comprometernos a convertir nuestra operación en 100% renovable es un paso muy importante en el camino hacia el propósito de construir una empresa sustentable, altamente productiva y plenamente humana” afirmó Servijte.

Bimbo planea lograr este objetivo a través de la iniciativa RE100, un protocolo que obliga a las empresas más importantes del mundo a usar energía eléctrica 100% procedente de fuentes renovables.

“Hoy somos la primera compañía en Latinoamérica en unirnos a RE100 y confiamos que en un futuro seamos muchas más las empresas de la región que nos sumemos a este gran proyecto recurriendo a fuentes limpias” aseguró Jorge Zárate, líder de la iniciativa global de la compañía.

A nivel global, esta empresa cuenta con 202 plantas de producción y tienen centros de venta en 32 países del mundo. Además, la empresa cuenta con plantas solares y eólicas para alimentar sus operaciones.

Bimbo anunció en abril que para el 2019, un 75% de sus operaciones ya serán abastecidas por energía renovable. Con la adquisición de nuevos parques eólicos, la empresa asegura que la meta de 2025 es cada vez más posible.

De acuerdo con Pablo Rojas miembro de Alianza Empresarial para el Desarrollo, el sector privado juega un rol cada vez más importante en reducir las emisiones globales.

“Las empresas privadas, sumándose a los esfuerzos de la descarbonización de la economía ayudan a lograr la meta país y la meta global” indicó Rojas.

De acuerdo con un informe de Carbon Disclosure Project, las prácticas de sostenibilidad son necesarias para la competitividad, ya que varias empresas se verán afectadas por medidas de regulación al carbono.

“El sector privado ha entendido que gestionar asuntos de cambio climático va más allá de temas meramente ambientales y está muy asociado a temas de rentabilidad y competitividad. Por lo que el sector privado debe tomar la batuta para iniciar un cambio y motivar a un país” señaló Rojas.

Grandes empresas tecnológicas como Apple y Google, también han comenzado a incursionar en estrategias para abastecer sus operaciones solamente con energías renovables.