El Instituto Costarricense de Electricidad pondrá a circular una flotilla de 100 vehículos eléctricos en diciembre, los cuales sustituirán la misma cantidad de vehículos de gasolina en la institución.

Dicho proyecto busca incentivar la electromovilidad en los sectores público y privado. Así lo confirmó Grupo ICE mediante un comunicado de prensa el pasado 7 de noviembre.

La flota sustituye 100 vehículos de combustión interna.  Esto nos ayuda a reducir un estimado de 350 tCO2 de gases de efecto invernadero (GEI) anualmente.” aseguró a Ojo al Clima, Luis Pacheco, director corporativo del ICE.

Actualmente, las unidades se encuentran en un plantel del Instituto y se espera que en diciembre se realice la entrega oficial y la puesta en operación de la flotilla.

Según Pacheco, la flota ayudará a reducir gases de efecto invernadero (GEI), además de disminuir los residuos sólidos y líquidos de los vehículos convencionales.

Una investigación de la Escuela de Ingeniería Eléctrica del 2017 encontró que la falta de conocimiento de la tecnología es una de las principales barreras para la adopción del transporte eléctrico en Costa Rica.

De acuerdo con los directivos del ICE, este proyecto buscará visibilizar la tecnología eléctrica al sumar más vehículos de este tipo en las calles. Estos vehículos ingresaron al país bajo la Ley de Incentivos al Transporte Eléctrico, la cual los exonera del pago de varios impuestos.

Con respecto a los precios, estudios del Instituto indican que debido a los bajos costos de operación (entre un 20% y 25% de los de un vehículo de combustión interna)  el costo total de la flotilla eléctrica, en comparación con una de gasolina, se iguala en aproximadamente 100 mil km.

Debido a que la electricidad de Costa Rica se genera casi en su totalidad de fuentes renovables, fomentar el transporte eléctrico en el país tendría una gran capacidad de reducir emisiones. Esto porque actualmente el sector transporte es responsable de la mayoría de las emisiones del país.

Nuevas estaciones de carga

Además de los vehículos, el ICE planea instalar 110 cargadores en sus planteles para finales de este año. Una parte de estos estará a disposición de la ciudadanía.

Dichos cargadores serán instalados en los planteles del ICE, CNFL, RACSA y Cable Visión.

“Colocaremos unos pocos cargadores medianos en algunos lugares públicos. (Los usuarios) requerirán detenerse a cargar un máximo de 30 minutos y usualmente menos” agregó el director corporativo.

Sin embargo, para el ICE la situación no termina acá y esperan seguir avanzando en sus aportes con el medio ambiente.

“Para Junio del 2019 se espera contar con una red nacional de cargadores rápidos que le permitan a los costarricenses llegar a cualquier punto del país” concluyó Luis Pacheco.