¿Sabe usted acerca de los beneficios ambientales de los carros eléctricos? ¿Y de los económicos? ¿Sabe si son factibles para Costa Rica? Estas respuestas podrían marcar una diferencia en su opinión sobre ellos.

Esto porque, según especialistas de la Universidad de Costa Rica (UCR), la falta de información podría ser una de las principales causas para que los carros eléctricos no sean adoptados por los costarricenses.

Según una investigación –aún en curso– de expertos del EPER-Lab de la Escuela de Ingeniería Eléctrica de la UCR para el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), este es uno de los principales retos para introducir exitosamente esta tecnología en el país.

Para el investigador de la Escuela de Ingeniería Eléctrica y doctor en Energía Eléctrica, Jairo Quirós, la información y la percepción del público son factores esenciales para la aprobación de la ciudadanía.

“Para mucha gente no le es socialmente factible. A pesar de que los números cierren, mentalmente no me es factible porque simplemente desconozco”, aseguró el investigador de la Escuela de Ingeniería Eléctrica, Jairo Quirós.

Otro de los factores principales que identifican los investigadores es el costo inicial de la tecnología. Sin embargo, a largo plazo, el mantenimiento de un vehículo eléctrico podría ser incluso más barato que el de uno de gasolina según los investigadores.

De manera similar, un estudio de la Academia Nacional de las Ciencias de los Estados Unidos encontró que el costo del vehículo, la tecnología de las baterías y la falta de comprensión del público general eran las principales causantes de que no se adopte la tecnología.

Actualmente, el sector de transporte continúa siendo el más contaminante, siendo equivalente a aproximadamente un 54% de emisiones de carbono del país.

Cambio de Chip

Uno de los retos principales para viralizar la tecnología es lograr que la gente la comprenda. Para el científico de la UCR, conforme se va haciendo más cotidiana la tecnología más sencillo es venderla.

Por esto, Quirós aplaudió los esfuerzos del ICE precisamente por generar presencia de carros eléctricos en las calles del país (con la compra de 100 vehículos eléctricos e instalación de varias estaciones de carga).

“Me parece una excelente iniciativa. Es como un pequeño plan piloto. Aquí desde el laboratorio siempre hemos dicho que hay que hacer un plan piloto para insertar una nueva tecnología”, afirmó.

Mariel Sirias, supervisora de marca de BMW, confirmó que uno de los principales retos para vender el modelo eléctrico i3 de BMW es romper con los prejuicios del público. El costo del vehículo empieza en $62.500.

“La gente, aquí en Costa Rica todavía le da un poco de miedo. Hay que empezar a cambiar ese chip en las personas. Si esas personas viven una vida urbana ese carro le sirve totalmente”, indicó Sirias.

Además, agregó que uno de los factores más preocupantes para la población es la autonomía del carro, la cual en un entorno urbano (con distancias cortas) no sería un problema pues hay vehículos con autonomía de hasta 200 km por carga.

Beneficios

A pesar de ser una buena herramienta para disminuir nuestras emisiones de carbono y tener múltiples beneficios económicos, los vehículos eléctricos no han proliferado en el país.

“Cuando uno empieza a contemplar las variables económicas, únicamente, se da cuenta que es muy factible para Costa Rica (la inserción de carros eléctricos).” aseguró el investigador de la UCR.

Esto porque a largo plazo, tomando en cuenta los costos anuales de la compra, de mantenimiento y de precio de combustible, las ventajas económicas de comprar un carro eléctrico se hacen evidentes.

Un ejemplo de esto es el ahorro de aproximadamente ¢945.000 al año solo por la compra de combustible.

Además, gracias a la matriz eléctrica renovable de nuestro país la huella de carbono del usuario se reduciría significativamente con la compra de un vehículo eléctrico.

Para Quirós, es importante que la gente sepa sobre estas ventajas porque el desconocimiento genera una enorme desconfianza en la gente.

“Aquí en Costa Rica, falta una campaña de información. Esto es tarea de todos. Hay que informarle a la gente qué es un vehículo eléctrico”, explicó.