La Gran Barrera de Coral australiana ha sufrido el mayor blanqueamiento que se recuerda, alertaron los científicos sobre la amenaza que supone el cambio climático para el mayor organismo vivo del planeta.

El profesor de la Universidad James Cook ,Terry Hughes, dijo que una observación profunda el mes pasado encontró que el aumento récord de las temperaturas ha causado el tercer blanqueamiento masivo en los 2.300 kilómetros de la Gran Barrera en cinco años.

El blanqueamiento ocurre cuando corales sanos se estresan por el aumento de la temperatura del agua, lo que los obliga a expulsar un alga que vive en sus tejidos y les hace perder sus vivos colores.

“Hemos monitoreado 1.036 corales desde el aire durante los últimas dos semanas de marzo para medir la extensión y la profundidad del blanqueamiento de los corales en la región de la Gran Barrera”, dijo Hughes.

“Por primera vez, el fuerte blanqueamiento ha afectado a las tres regiones de la Gran Barrera de coral, en el norte, centro y ahora en amplias zonas del sur”.

Las temperaturas del agua reportadas en febrero en la zona de la Gran Barrera fueron las más altas desde que hay registros en Australia.

El turismo a la Gran Barrera genera 4.000 millones de dólares anuales de ingresos en la economía australiana, pero está en riesgo de perder su título de Patrimonio de la Humanidad que le otorgó UNESCO en 1981 debido al daño en su salud que está causando el aumento de las temperaturas de los océanos por el cambio climático.

Los episodios de blanqueamiento de 2016 y 2017 llevaron a la agencia gubernamental que se ocupa de la barrera a revisar a la baja su nota a “muy pobre”.

El blanqueamiento se vio por primera vez en la barrera en 1998 — entonces el año más caliente desde que había registro- pero las temperaturas han ido subiendo con mayor frecuencia, dando menos tiempos a los corales para recuperarse.

El profesor de la Universidad James Cook, Morgan Pratchett, dijo que aunque el blanqueamiento no necesariamente mata a los corales, es posible que a algunos les vaya peor que a otros.

La mitad de los corales de aguas poco profundas en los arrecifes del norte murieron en el blanqueamiento de 2016.

“Volveremos bajo el agua hacia finales de año para evaluar las pérdidas de coral de este episodio más reciente”, dijo Pratchett.