Con el cambio climático, cada vez es más común que las noches sean más cálidas que los días en la mitad del planeta, según observaron investigadores de la Universidad de Exeter (Inglaterra). Esta asimetría tiene implicaciones en las dinámicas naturales de la biodiversidad, por ejemplo: el crecimiento de las plantas y las actividades que algunas especies de fauna realizan en la noche.

En su estudio, publicado en la revista Global Change Biology, los investigadores encontraron una diferencia en la temperatura media anual de más de 0,25°C entre el calentamiento diurno y nocturno en más de la mitad de la superficie terrestre mundial.

“Los días se calentaban más rápidamente en algunos lugares y las noches en otros, pero el área total de calentamiento nocturno era desproporcionadamente mayor, más del doble”, se lee en el estudio.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron datos como registros horarios de temperatura, cobertura de nubes, humedad específica y precipitaciones desde 1983 hasta 2017. Luego modelaron las diferentes tasas de cambio de las temperaturas máximas diurnas y mínimas nocturnas así como la cobertura media de nubes diurnas y nocturnas, la humedad específica y la precipitación.

En las regiones que mostraron una asimetría de calentamiento mayor a 0,5°C -equivalente al incremento en la temperatura media del planeta durante el siglo XX-, los investigadores se dieron a la tarea de analizar los cambios en la cobertura de nubes y la humedad específica. Posteriormente, observaron cambios en el crecimiento de la vegetación y la precipitación en el mismo periodo.

Así fue como notaron que en la mitad de la superficie terrestre se ha experimentado un calentamiento nocturno mayor a 0,25°C en comparación con el calentamiento diurno. También que las noches se han vuelto más húmedas, lo cual acarrea importantes consecuencias para la fenología de las plantas y las interacciones de las especies.

Asimismo, los autores encontraron que las diferencias entre el crecimiento de la vegetación diurna y nocturna dependía de las lluvias.

“El aumento del calentamiento nocturno llevó a un menor crecimiento de la vegetación donde llovió más, probablemente debido al aumento de la cobertura de nubes que bloquea el sol. Mientras que el crecimiento de la vegetación estaba limitado por la disponibilidad de agua debido a la menor cantidad de lluvia donde los días se calentaban más”, se señala en el estudio.

Nubes

El estudio de la Universidad de Exeter evidencia que esta asimetría en el calentamiento ha sido impulsada principalmente por cambios en la cobertura de las nubes.

Según los investigadores, el aumento de la cobertura de nubes enfría la superficie durante el día y retiene el calor durante la noche, lo que lleva a un mayor calentamiento nocturno; mientras que la disminución de la cobertura de nubes permite que más calor llegue a la superficie terrestre durante el día, pero ese calor se pierde durante la noche.

“Demostramos que donde las temperaturas nocturnas aumentaron 0,5°C más que las diurnas, la cobertura de nubes, la humedad específica y la precipitación aumentaron. Por el contrario, donde las temperaturas diurnas aumentaron 0,5°C más que las temperaturas nocturnas, la cobertura de nubes, la humedad específica y la precipitación disminuyeron”, se lee en el estudio.

Para Daniel Cox, autor principal del estudio, esta asimetría tendrá implicaciones significativas en el mundo natural. “Demostramos que un mayor calentamiento nocturno está asociado con el aumento de la humedad del clima, y esto ha demostrado tener importantes consecuencias para el crecimiento de las plantas y la forma en que interactúan las especies, como los insectos y los mamíferos”.

“A la inversa, también demostramos que un mayor calentamiento diurno está asociado con condiciones más secas, combinado con mayores niveles de calentamiento general, lo que aumenta la vulnerabilidad de las especies al estrés por calor y la deshidratación”.

“Las especies que solo están activas por la noche o durante el día se verán particularmente afectadas”, comentó Cox en un comunicado.