El presidente Carlos Alvarado dio este 23 de setiembre un discurso en Naciones Unidas, donde aseguró que Costa Rica no vino a presentar palabras vacías, sino acciones contra el cambio climático. Algunas de sus afirmaciones, sin embargo, no son del todo ciertas.

Alvarado dio su discurso en la Cumbre de Acción Climática, convocada por el Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres, para incrementar las acciones contra el cambio climático y presentar esfuerzos destacados.

“Señor Secretario General, usted nos pidió venir a Nueva York con acciones, no con discursos. Permítame entonces comentarle las siguientes”, aseguró Alvarado antes de enumerar una lista de “logros” de Costa Rica en el plenario principal de la ONU.

En Ojo al Clima, realizamos un chequeo de algunas afirmaciones del presidente durante su intervención. 

  • “En febrero pasado, Costa Rica lanzó el Plan de Descarbonización, que es nuestra estrategia a largo plazo con una meta para llegar a emisiones cero netas para 2050”

Verdadero: Costa Rica lanzó un Plan detallado con metas para llegar a cero emisiones netas en el 2050. Esto no implica que el país dejará de emitir del todo, sino que hay una combinación de reducción en las emisiones y captura de carbono por los bosques. Es un tipo de “compensación” y por eso se le llama emisiones cero netas.

Para lograrlo, el plan requiere aumentar la cobertura forestal de de 52% a 60% para el 2050. Sin embargo, la mayoría de los ingresos del Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo) vienen de impuestos al combustible.

Es decir, el gobierno deberá buscar cómo financiar ese crecimiento de los bosques, ya que –de acuerdo al plan– el consumo de gasolina disminuiría con acciones como el tren eléctrico y aumento del carros eléctricos.

  • “(En el último año), la flota vehicular ha crecido en un 500%… pero la flota vehicular eléctrica”

Falso: Si bien la flota de vehículos eléctricos aumentó, está lejos de ser un 500%. Además, a pesar de que aumente, en términos absolutos sigue siendo insignificante en comparación con lo que aumenta la flota de vehículos de gasolina cada año.

Los datos tienen cierto nivel de incertidumbre, pero ninguno apunta a un crecimiento así. Según las estadísticas del propio Ministerio de Ambiente y Energía, la flota vehicular eléctrica pasó de 1.202 unidades en 2017 a 1.626 unidades en 2018 (un aumento del 35%). Si se consideran solo carros, el crecimiento es del 118% (143 a 312).

El aumento en lo que llevamos del 2019 (unos 400 nuevos vehículos) tampoco dan para justificar decir que la flotilla eléctrica creció en 500%. Lo más cercano es el crecimiento que hubo entre los carros importados en 2017 y los carros importados hasta agosto de 2019, un crecimiento de 346% en año y ocho meses.

De acuerdo con datos de la Asociación Costarricense de Movilidad Eléctrica (Asomove), la flota de carros eléctricos pasó de 146 en 2017 a 514 en 2018, un aumento de 250%.

Hasta junio de 2019, esta organización registra 200 carros eléctricos importados y 907 motos, bici motos y bicis eléctricas, según datos tomados del sistema de importaciones de Hacienda, explicó su coordinadora Diana Rivera, y por eso puede que difieran de los del Minae, que usan vehículos inscritos y la fecha en que fueron registrados. 

Esta flota sigue siendo insignificante en comparación con la flota de carros de gasolina, a pesar de que haya crecido gracias a los incentivos fiscales. De hecho, según los datos de Asomove, la flota total apenas supera los 700

La flota de vehículos de combustión también crece aceleradamente cada año. Solo en el 2016, el Registro Nacional contabilizó más de 150.000 vehículos de gasolina (carros, motos y otros vehículos). Esos son más carros inscritos que nacimientos de personas para ese año.

  • “Extendimos hasta el año 2050, una moratoria para mantener los combustibles fósiles en el subsuelo, donde pertenecen. No exploración. No explotación”

Verdadero: Alvarado extendió hasta el año 2050 una moratoria a la exploración petrolera declarada por primera vez durante el gobierno de Abel Pacheco por vía decreto ejecutivo.

Sin embargo, esta moratoria no cuenta con la solidez de una ley, por lo que, si algún presidente futuro quisiera, se podría remover. Incluso hay intentos por crear un referendo para decidir sobre la explotación petrolera por esta vía.

Actualmente, hay un proyecto de ley en la Asamblea Legislativa que buscaría prohibir esta actividad de una vez por todas, a través de una reforma a la ley de combustibles y la ley orgánica de Recope. El proyecto, no obstante, ha recibido oposición del PUSC e indecisión del PLN.

  • “En el último año, hemos dotado de infraestructura de recarga (para transporte eléctrico) a todo el territorio nacional”

Falso: Es falso que todo el territorio nacional cuenta con infraestructura de recarga. 

Actualmente, la infraestructura de recarga sigue sin cubrir todos los 82 cantones del país. Incluso, en toda la provincia de Limón, solo hay tres puntos. El mapa completo de estaciones de recarga se puede ver en este enlace.

La situación es aún más crítica con los centros de recarga rápida, que permiten cargar el 80% de la batería en cuestión de 20 o 30 minutos. Actualmente el único de estos puntos fuera de la Gran Área Metropolitana está en Limonal, aunque sí hay estaciones semirrápidas en otras partes del país.

El Instituto Costarricense de Electricidad debía abrir 34 centros de carga para final de año pero, debido a una licitación fallida, la institución tendrá que correr para tratar de abrir apenas 11. Colaboró Diego Arguedas Ortiz