Las personalidades que niegan la existencia del calentamiento global han recibido durante años más atención de los medios de comunicación que los especialistas en cambio climático, lo que ha creado confusión entre el público en general y frenando la lucha contra el calentamiento global.

Esta conclusión emerge de un estudio publicado en Nature Communications.

Para este estudio, un grupo de investigadores analizaron 100.000 artículos de prensa escrita o en línea publicados entre 2000 y 2016, la mayoría en inglés, buscando citas y nombres de cientos de destacados climatólogos por un lado y, por otro, de académicos, empresarios y políticos que niegan la ciencia calentamiento global.

“Encontramos que la visibilidad de los que niegan el cambio climático es 49% mayor que la de los que creen”, señalan los autores de este estudio dirigido por Alexander Petersen, de la Universidad de California en Merced.

Este primer porcentaje es para todo el conjunto de medios analizados, con medios pequeños y blogs. Pero incluso dentro de una selección de los principales medios en inglés como el New York Times, el Guardian o el Wall Street Journal, los “climatoescépticos” fueron citados un 1% más.

Los investigadores compararon a los 386 científicos más visibles y a los 386 negacionistas más visibles para llegar a esta conclusión.

Según datos científicos, las temperaturas mundiales ya han subido +1°C desde la era preindustrial debido a las emisiones de gases de efecto invernadero inducidas por el ser humano, lo que supone una amenaza para la humanidad.

“Los que están a contracorriente en cuanto al cambio climático han logrado organizar una voz fuerte en la comunicación política y científica”, estiman los autores del estudio.

“Esta desproporción en la visibilidad mediática de los argumentos y de los actores contrarios a la corriente distorsiona la distribución de las opiniones de los expertos” y “socava” la credibilidad de los científicos del clima, agregan.

Este desequilibrio se ve reforzado por el efecto amplificador de las redes sociales como Facebook y Twitter.