En Costa Rica, el control de malezas en los cultivos se ha manejado químicamente con herbicidas, lo cual disturba las propiedades del suelo y tiene efectos negativos en la salud humana y el medio ambiente. 

Un método alternativo, que se ha venido utilizando en la agricultura, son los cultivos de cobertura. Trata de plantas que cubren el suelo, cumplen funciones secundarias y no se cultivan para el comercio, ni el consumo humano. 

Al introducir mezclas de cultivos de cobertura (por ejemplo: calabacín y maíz o leguminosas y gramínea), en lugar de tener un monocultivo, se mejora la fertilidad del suelo además de controlar malezas y plagas e incrementa la biodiversidad. 

Como parte de la conferencia AllTech One Ideas, que se llevó a cabo del 22 al 24 de junio, se impartió la charla virtual llamada Carbonomics. En esta se trató el tema de las mezclas de cultivos de cobertura y los beneficios que tienen para el medio ambiente y la agricultura.

A lo largo de la charla virtual, Keith Berns -dueño de Green Cover Seed- mencionó que si se quiere diversidad, una de las mejores formas es a partir de mezclas de cultivos de cobertura, ya que son la oportunidad perfecta de tener una excelente variedad de plantas tanto por encima de la tierra como en el subsuelo. 

“Si queremos diversidad en nuestros cultivos, en nuestros sistemas agrícolas debemos lograr la mayor diversidad en las mezclas de los cultivos de cobertura como sea posible”, mencionó Berns.

La diversidad de plantas coadyuva a la salud del suelo, ya que este tendrá “una dieta balanceada para su biología”. También, al haber diversidad, existe resiliencia: se pueden sobrevivir sequías, temperaturas extremas, alcalinidades extremas, insectos y enfermedades de mejor manera cuando existe una mezcla diversa de cultivos, más que cuando hay un monocultivo.

Beneficios

De acuerdo con Berns, los cultivos de cobertura no necesitan mucho trabajo para poder implementarse en las fincas, “basta con colocar la semilla en la tierra y dejarla crecer”. 

Por otra parte, para este tipo de cultivos se puede utilizar la agricultura sin labranza, es decir, no hay necesidad de remover la tierra, acción que genera degradación en las tierras de cultivo. 

De acuerdo con Berns, una mezcla de cultivos de cobertura debe contar con los siguientes cuatro factores: especies correctas, inoculantes correctos, apropiadas tasas de sembrado y sembrar en el momento oportuno. 

Al tener una mezcla con estas características la salud del suelo y la fertilidad puede verse mejorada, esto debido a que las raíces ayudan a prevenir la erosión causada por el agua y el viento. 

Desde otro ángulo, dependiendo de lo que se cultive, la concentración de nitrógeno varía. Por ejemplo: al sembrar una leguminosa, su concentración aumentará, ya que son productoras de nitrógeno, pero no lo captan. Estos cultivos también controlan la humedad debido a que absorben el exceso de agua, mejorando la infiltración de esta.