Más de 15.000 niños en varias ciudades de Australia salieron de las aulas este 30 de noviembre para protestar por mayor acción climática por parte del gobierno de ese país.

Según los organizadores, el movimiento “huelga por la acción climática” está inspirado en la estudiante sueca de 15 años, Greta Thunberg, quien se volvió internacionalmente reconocida por escaparse de la escuela para demandar mayor compromiso contra el cambio climático en el parlamento sueco durante varias semanas.

“Nuestro primer ministro cree que deberíamos estar en la escuela en este momento. Y tal vez deberíamos. Pero, ¿cómo podemos sólo sentarnos y no hacer nada por proteger el futuro de nuestro planeta?”, dijo una de las jóvenes protestantes al público.

Australia se comprometió, a través del Acuerdo de París, a reducir sus emisiones en un 26%-28% para el año 2030. Sin embargo, datos de la empresa consultora Ndevr, revelaron que el país va encaminado a pasarse de este objetivo por alrededor de mil millones de toneladas de carbono.

“Si no detenemos un aumento de dos grados en la temperatura, no tendremos la Gran Barrera de Coral, la Antártida se va a derretir y no existirá una criatura tal como un oso polar”, dijo otra de las jóvenes líderes de la protesta ante el público.

“Mi vida será mucho más complicada que la que tuvieron mis papás por una simple razón llamada cambio climático”, continuó la joven activista.

Por su parte, el primer ministro australiano, Scott Morrison, recibió muchas críticas el 26 de noviembre, cuando aseguró que los niños debían ser “menos activistas” luego de que anunciaran la protesta para el viernes 30.

“No apoyamos que nuestras escuelas se conviertan en parlamentos. Lo que queremos es más aprendizaje en las escuelas y menos activismo en ellas”, aseguró Morrison ante el congreso.

A pesar de lo que indican los datos, Morrison aseguró que Australia está “bien encaminado” a lograr sus objetivos climáticos y que su gobierno tiene la atención puesta en la acción climática.

De acuerdo con la Academia Australiana de Ciencias, este país es sumamente vulnerable a los impactos del cambio climático.

De acuerdo con los científicos, algunos de los impactos incluyen cambios en el crecimiento y distribución de plantas, animales e insectos, desplazamientos de especies marinas y una desaparición casi total de la Gran Barrera de Coral.