Durante unas negociaciones sin avances importantes, la joven activista contra el cambio climático, Greta Thunberg, urgió a los líderes mundiales a tratar el tema “como una verdadera crisis”.

Thunberg participó, junto con el Ministro de Ambiente de Costa Rica, Carlos Manuel Rodríguez, de un panel sobre emergencia climática, llevado a cabo durante las negociaciones de cambio climático de la ONU (COP25) este 11 de diciembre.

El propósito del panel fue presionar a los delegados a ponerse de acuerdo. La primera semana de negociaciones culminó sin avances importantes y con trabas en el tema principal: acordar un reglamento para el Artículo 6 del Acuerdo de París, el cual trata sobre mercados de carbono.

En el evento participaron, además, jóvenes indígenas chilenos de las comunidades Aymara y Licanantay, representantes del movimiento de jóvenes, analistas de política internacional y delegados de la Unión Europea.  

“Estoy segura de que si la gente escuchara lo que pasa en estas COPs y en estas negociaciones, estarían muy enojadas”, apuntó Thunberg. 

La delegación de Brasil, por ejemplo, aseguró que no desbloquearía los avances hasta que los países ricos cumplieran su promesa de donar $100.000 millones cada año para la acción climática a partir del 2020. Si no aceptan, las negociaciones seguirán trabadas.

“¿Qué le diré a mi siguiente generación cuando me pregunten dónde estaba cuando la naturaleza estaba siendo destruida por individuos egoístas y ambiciosos? ¿Por qué actuamos como si todavía tuviéramos tiempo?”, dijo  Hilda Flavia Nakabuye, joven activista de Uganda.

Rodríguez sirvió como moderador del evento y aseguró que representa a “los adultos” y al “establishment”. Él aseguró que sería un puente “entre los adultos que hacen política pública y los jóvenes que exigen cambios”.

La esperanza

Tanto Rodríguez como Greta señalaron que existe una esperanza en los recientes movimientos de jóvenes, que presionan a los tomadores de decisiones a tomar acciones más drásticas contra el cambio climático.

“Les digo que hay esperanza, yo la he visto. No vendrá de los Gobiernos ni de las grandes corporaciones, sino de las personas, que están empezando a despertar”, dijo la activista de 16 años.

 Greta además recalcó la importancia de la ciencia climática, para actuar con urgencia y llegar a acuerdos rápidamente.

Por ejemplo, según el órgano científico de la ONU, para mantenerse dentro de temperaturas seguras, el mundo solo podría emitir 420 gigatoneladas de CO2 a partir del 2018. Ese presupuesto se acabaría en ocho años al ritmo actual.

“Díganme, por favor, ¿cómo pueden ver estos números sin sentir algo de pánico? ¿Cómo responden al hecho de que prácticamente nada estamos haciendo sobre esto sin sentir aunque sea un poco de enojo?”, señaló Greta.

Horas antes del panel, Thunberg fue nombrada “Persona del Año” por la revista Time, por su activismo climático y por inspirar el movimiento de jóvenes contra el cambio climático.