El Portal para Administradores Marinos de Global Fishing Watch (Global Fishing Watch Marine Manager, en inglés), permite a las personas usuarias monitorear las embarcaciones involucradas en la pesca comercial y otras actividades como el turismo, extracción de petróleo y transporte marítimo.

La información sobre las embarcaciones, al ser combinada con otros datos ambientales como la salinidad y la temperatura de la superficie del mar, permiten comprender los impactos del cambio climático a largo plazo.

El principal objetivo del portal es revolucionar la capacidad de monitorear y conservar dinámicamente los ecosistemas marinos. La plataforma se creó a partir de un conjunto de datos y herramientas de análisis para mejorar la planificación espacial marina y la administración de los océanos. Además, esta plataforma fortalecerá la gestión de áreas marinas protegidas (AMP) y otras medidas efectivas de conservación basadas en áreas (OMEC, por sus siglas en inglés). 

Según un comunicado, el portal busca ser una solución a la falta de datos abiertos y fáciles de usar, lo cual ha complicado una buena gestión de las AMP. Esto lo realizará mediante la combinación y visualización de datos dinámicos, casi en tiempo real, de las condiciones del océano, las actividades humanas y sus impactos.

La fundadora de la plataforma, la filántropa Dona Bertarelli, también asesora especial para la Economía Azul y co presidente de la Fundación Bertarelli, establece que “hacer realidad su potencial requiere una acción urgente para lograr el objetivo de proteger al menos el 30% del océano para 2030, mediante la creación de áreas marinas protegidas y una gestión eficaz del agua. El Portal para Administradores Marinos de Global Fishing Watch es parte de la solución para mejorar la protección de los océanos y lograr objetivos internacionales de conservación”.

Global Fishing Watch, organización que auspicia el portal, busca mostrar el comportamiento de la pesca a nivel global. En el 2016 desarrolló una plataforma en la que muestra la ubicación de más de 70.000 barcos pesqueros a nivel global, dando la oportunidad de realizar un monitoreo de la actividad pesquera del mundo de forma pública y transparente.

La información se actualiza todos los días. Sin embargo, en el caso de la actividad pesquera, los datos tardan tres días en llegar, por lo que la información posee un retraso de 72 horas. (Foto: Global Fishing Watch).

(Créditos: Global Fishing Watch)

Cambio climático y gestión marina

El cambio climático va a afectar a nuestras pesquerías como nunca antes habíamos visto, y no sabemos completamente a dónde y en qué medida se producirán estos cambios”, comentó Tim White, científico especializado en pesca y miembro de Global Watch Fishing.

Ante esto, el científico indicó que -gracias a la nueva plataforma- se podrá tener acceso a información en tiempo real y de alta resolución sobre las pesquerías, lo que ayudará a rastrear los cambios a lo largo del tiempo, para identificar, por ejemplo, si  se está sufriendo una ola de calor y actuar de forma preventiva.

Además, el Portal para Administradores Marinos de Global Fishing Watch podrá utilizar la información para diseñar estrategias que mitiguen los efectos del cambio climático. Por ejemplo, la herramienta posee una capa de datos sobre la variable de clorofila.

Según White, a medida que el clima cambia, se redistribuye los patrones de producción primaria neta de clorofila. Esta producción corresponde a la energía fijada por fotosíntesis menos la energía empleada en la respiración. Cuando esta producción es positiva, la biomasa de las plantas del ecosistema va aumentando.  Estos cambios son rastreados por la plataforma en tiempo real. “El clima impacta todo tipo de cosas biológicas y luego nosotros mostramos cómo está cambiando el clima”, dijo.

Según la bióloga marina, Andrea Montero, la medición de clorofila permite realizar predicciones confiables para conocer a dónde habrá mayor presión pesquera. Además, comentó que los organismos que generan clorofila, tienen la capacidad de fijar dióxido de carbono y regular la temperatura del planeta.

Por otro lado, White comentó que los científicos y científicas tienen sus mejores predicciones de lo que sucederá con el cambio climático, pero todavía hay cierta incertidumbre sobre cómo se desarrollará exactamente. “Por lo tanto, tener  una resolución realmente alta y actualizar los datos con frecuencia ayuda a asegurar que se puede controlar cómo están cambiando las cosas en los océanos del mundo”, indicó el científico.

Además, la plataforma también permite visualizar el accionar principalmente en embarcaciones. La herramienta da a conocer qué barcos están pescando y cuál es su actividad en una área en específica. Según White, también puede conocerse de dónde vino el barco y a qué puerto se dirige.

“Sabemos que tenemos una estimación del tipo de actividad pesquera que se está realizando en función de los registros disponibles públicamente o del algoritmo de aprendizaje automático que utilizamos para estimar qué tipo de pesca se está realizando”, indicó.

Datos abiertos

“Producimos  datos y luego los publicamos de forma gratuita al mundo para que puedan informar todas las decisiones realmente importantes que están tomando los gobiernos, las organizaciones sin fines de lucro y los investigadores de todo el mundo”, comentó White.

La plataforma, con una visión de datos abiertos, permite que las y los investigadores puedan transferir su propia información al portal y al mapa, esto con el fin de crear una visualización completa junto con los sets de datos de Global Fishing Watch. Esta función interactiva brinda a los administradores la posibilidad de agregar su propia capa de referencia, rastros de animales o rutas de patrulleras, y luego verlas todas juntas o filtrar cada capa para permitir un reconocimiento rápido del comportamiento.

Por lo tanto, y según White, “tener datos dinámicos para comprender lo que está sucediendo en las aguas en tiempo real puede ser muy poderoso cuando se intenta tomar decisiones sobre, por ejemplo, qué parte del océano deberíamos priorizar para ser una área protegida”.

Además, White comentó que es fundamental reducir los impactos y proteger zonas marinas. Gracias al tipo de datos que ofrece el Portal para Administradores Marinos de Global Fishing Watch, los gobiernos podrán tomar decisiones a la hora de diseñar nuevas áreas marinas protegidas.

“Esta información permite comprender la historia y la actividad casi en tiempo real de los barcos pesqueros y, al reconocer otros patrones de los impactos humanos, los países pueden asegurarse de que está colocando su área protegida en un lugar que funcione”, comentó el científico.

Es importante destacar que la plataforma inició con la colaboración internacional de Guyana, Isla Ascensión, las islas Galápagos y la Isla Niue.

Según Nancy De Lemos, comunicadora de Global Fishing Watch, Costa Rica se comprometió con la organización a brindar datos sobre su flota a la organización. De Lemos mencionó que, si bien no es un aporte directo a la nueva herramienta, es un gran paso para aumentar la participación y apoyo del país.

Según White, pronto estarán buscando otros países aliados para que se sumen al proyecto. “Creo que los desafíos que enfrentan nuestros océanos son retos cada vez más globales que requieren cooperación internacional”, comentó.