La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, anunció una iniciativa comercial-climática promovida por cinco países y única en su estilo, que busca eliminar los aranceles a la tecnología verde y eliminar los subsidios a los combustibles fósiles.

La iniciativa fue anunciada el miércoles en las Naciones Unidas junto a los primeros ministros de Fiji, Islandia y Noruega, y el viceministro de comercio exterior de Costa Rica.

Se espera que las conversaciones formales comiencen el año próximo con la esperanza de que finalmente el proyecto adquiera estatus de tratado internacional.

“Hay una necesidad urgente y crítica de una acción global mayor si queremos limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales”, dijo Ardern al anunciar el plan, bautizado “Acuerdo sobre Cambio Climático, Comercio y Sustentabilidad”.

Ardern señaló que la estrategia de utilizar reglas de comercio para eliminar los subsidios a los combustibles fósiles resultaba particularmente convincente.

“A nivel global, subsidiamos la producción y el consumo de combustible fósil en más de 500.000 millones de dólares al año”, dijo. “A eso asciende nuestra incoherencia con las políticas”.

Por el momento, los detalles del acuerdo son escuetos pero se prevé que una vez implementado retiraría aranceles sobre productos como generadores eólicos y paneles solares, además de desarrollar directivas para el etiquetado productos.

Con una población combinada de 20 millones de habitantes, Ardern dijo que el tamaño de estos cinco países les permite actuar rápido, en consonancia con la urgencia de la situación, y que espera que otros se les unan.

La primera ministra ha dicho en el pasado que Nueva Zelanda ampliará el año próximo su compromiso con el Acuerdo de París. El país se marcó el objetivo de llegar a cero emisiones de carbono en 2050, algo que han prometido también otros 64 países.

Nueva Zelanda, con una población apenas por debajo de los cinco millones de habitantes, también se ha comprometido a una transición hacia 100% de energías renovables en 2035.