El nuevo presidente ejecutivo de Recope, Alejandro Muñoz, asegura que no promoverá una nueva refinería en Costa Rica y que el principal mandato de Carlos Alvarado para su gestión será abocar Recope a la investigación, el desarrollo y la producción de energías alternativas limpias.

Tal vez requiera cambiar el nombre de la institución, variar la estructura organizativa y establecer alianzas público-privadas, pero el nuevo jerarca cree que ese es un proceso que podría tardar varios años.

Muñoz es economista de 59 años y fungió como extesorero de Soresco hasta abril de 2016, en el proyecto fallido de una refinería China, hoy en conflicto por un arbitraje internacional.

A continuación un extracto de la conversación de Ojo al Clima con Muñoz.

¿Qué papel tiene una institución como Recope en un país que le declaró la guerra a los hidrocarburos?

A mí me complace que el país empiece, finalmente, a tomar decisiones más claras hacia la descarbonización de toda actividad, hacernos más sustentables. Pero Recope sigue siendo un pilar, tal vez el más importante en energía, porque le aporta al país el 72% de toda la energía que se utiliza. Eso, por un lado, es estratégico, pero por el otro sabemos que los combustibles fósiles son un problema.

Por lo tanto, Recope tiene que ir encaminada hacia una transformación, que no es una cuestión de unos años. Probablemente el país va a tener que transitar dos o tres décadas más mientras se logra un cambio radical en los tipos alternativos de energías que debe de tener el país para hacer sustentable la vida.

Probablemente el país va a tener que transitar dos o tres décadas más mientras se logra un cambio radical en los tipos alternativos de energías que debe de tener el país para hacer sustentable la vida.

¿Cómo va a promover usted que eso suceda?

Tenemos la dirección del Presidente para que nos aboquemos a la investigación, desarrollo y producción de energías alternativas limpias. Eso está clarísimo, entonces Recope mantendrá su columna vertebral como proveedor de esa parte energética fósil, pero al mismo tiempo irá hacia el desarrollo y producción de energías alternativas.

Recope mantendrá su columna vertebral como proveedor de esa parte energética fósil, pero al mismo tiempo irá hacia el desarrollo y producción de energías alternativas.

Eso tendrá implicaciones, por supuesto, en la planilla, el personal y la estructura organizativa de Recope…

Por supuesto. Como empresa del Estado tendrá que modificarse y convertirse en otra cosa. Poco a poco tendrá que reorganizarse. Tampoco es para asustar a la gente diciéndole que en dos años tendremos otra cosa. La idea es ir transformándonos y, de acuerdo a esa transformación, habrán otros perfiles profesionales que ingresarán a la empresa, que incluso podría cambiar de nombre, porque ya no refinamos. Habrá personas con el valor científico y profesional para que permanezcan en la institución.

Como empresa del Estado tendrá que modificarse y convertirse en otra cosa. Poco a poco tendrá que reorganizarse. Tampoco es para asustar a la gente diciéndole que en dos años tendremos otra cosa.

¿Qué le dice don Carlos a usted cuando lo llama y le propone ser jerarca de Recope?

No fue así como de repente. El nombramiento sí fue casi hacia el final pero yo formé parte del equipo económico de don Carlos y algunos de los temas que trabajé, por mi formación, fue el tema de Recope, además porque yo he participado en la junta directiva de Recope, en la administración anterior. Yo le hice un marco general sobre la visión con la que se debería abordar Recope y fue parte de los elementos que él utilizó en sus comentarios sobre cambio climático, la visión de Recope en una administración de él. Él añadió argumentos importantes, pero parte de la base fue algo que yo le había presentado durante el tiempo de campaña.

Los compromisos que hemos marcado a nivel ambiental señalan que vamos a comenzar a disminuir la huella de carbono para el 2020. Eso implica una caída en el uso de los hidrocarburos para esa fecha…

Sinceramente soy escéptico de que en dos años tendremos una descarbonización tal que podamos declararnos carbono neutro. No solo es dejar de usar combustibles fósiles…

No me refiero a la neutralidad, sino a disminuir el consumo. ¿Puede empezar a disminuir el consumo para ese año?

Desde ya vamos a empezar a trabajar en eso. Por el momento, por ejemplo, la Refinería sigue en el Plan Nacional de Desarrollo, pero eso va a cambiar en el año entrante. Nosotros no vamos a mover nada por una nueva refinería. Lo que vamos a esperar es que se acabe el arbitraje internacional que tenemos con la empresa china, y olvidarnos de ese capítulo.

Nosotros no vamos a mover nada por una nueva refinería. Lo que vamos a esperar es que se acabe el arbitraje internacional que tenemos con la empresa china, y olvidarnos de ese capítulo.

Usted fue tesorero de Soresco. Aún se pagan salarios a funcionarios de esa entidad. ¿En qué estado se encuentra Soresco?

El Estado está en el arbitraje internacional, eso sigue su curso. Ya nosotros como jerarcas no podemos hacer otra cosa más que darle seguimiento a eso. Ojalá se lograra terminar lo más rápido posible, pero no sé qué tan pronto o largo puede ser el proceso. No depende solamente de nosotros. Mientras está el proceso en esas instancias, pues Soresco sigue ahí. Recope hace mucho no tiene ningún funcionario ahí, por lo tanto no tenemos ningún gasto adicional que la inversión que se puso, pero tenemos dinero porque se siguen pagando recursos a ocho funcionarios que no tienen ninguna justificación.

Ya nosotros como jerarcas no podemos hacer otra cosa más que darle seguimiento a eso (proceso de arbitraje sobre Soresco). Ojalá se lograra terminar lo más rápido posible, pero no sé qué tan pronto o largo puede ser el proceso.

¿Y me decía que no van a buscar una nueva refinería, a pesar de que Recope estudiaba la viabilidad de una nueva? Eso indica el Plan Estratégico 2016-2021.

Así es. El tema de la nueva refinería, por el momento, está en stand-by. Sí creo que el espíritu de este nuevo gobierno es no ir hacia ese camino. Yo esperaría que haya una modificación en el Plan Nacional de Desarrollo para eliminar la refinería e irnos a la investigación, desarrollo y producción de otras energías.

Yo esperaría que haya una modificación en el Plan Nacional de Desarrollo para eliminar la refinería e irnos a la investigación, desarrollo y producción de otras energías.

Presidente de Recope sobre Soresco: “Ojalá se lograra terminar lo más rápido posible. “

(Créditos: Katya Alvarado)

El plan de gobierno de don Carlos sugiere reformar la ley orgánica de Recope para fortalecer la investigación y la producción de nuevas investigaciones. ¿Qué sucederá con esa reforma de ley?

Ese texto está en la corriente legislativa desde la anterior administración, pero nunca se avanzó en el tema, aunque lo firmaron 54 diputados. Desconozco las razones. La modificación se hizo por una razón fundamental: el tema del proyecto de hidrógeno de don Franklin Chang, aunque eso le abre la puerta a Recope para ingresar con otras fuentes alternativas de energía.

A nosotros nos interesa esa modificación. Hay cosas que Recope puede hacer ya sin esa modificación: la introducción de biocombustibles en la matriz energética ya la podemos hacer a través de la mezcla con los combustibles fósiles, pero no podemos comercializarlos. Para eso sí tendríamos que hacer una modificación de la ley.

¿Cómo se empezarán a incluir estos biocombustibles en la oferta?

Ya se está estudiando eso. Todavía no tenemos un desarrollo suficientemente acabado, pero digamos que pronto podríamos tener una noticia que dar. También tenemos que sentarnos con la Junta, en la que está el Ministro de Ambiente y Energía, para elaborar con más elementos la incorporación del proyecto de don Franklin en la producción de hidrógeno. No quiere decir que sea el único, habrá otras alternativas.

Disculpe, dice usted “pronto”. ¿Cuándo?

Ah. No sé. Pronto puede ser un año, puede ser seis meses… No sé.

¿Cómo va a financiar Recope el desarrollo de esas formas alternativas de energía, a través de qué medios?

Bueno… Tendrían que hacerse modificaciones presupuestarias, que nosotros pudiéramos empezar a destinar partidas específicas para el desarrollo de investigaciones, y esto tiene que ser no solo Recope, sino también con alianzas estratégicas con universidades públicas o emprendimientos como el de don Franklin que motiven estos desarrollos.

¿Pero esto sería con presupuesto de Recope?

Bueno, si hay alianzas estratégicas pues habrá presupuestos de otras inversiones del sector privado. No estamos cerrados a eso, son posibilidades. No le podría especificar ahora porque estamos empezando.

¿Qué papel espera que tenga Ad Astra en este proceso? Hasta el momento Recope solo le da mantenimiento, según entiendo…

No, no, no. Vamos hacia una alianza y a impulsar el proyecto de Franklin Chang con la producción de hidrógeno.

¿La producción de hidrógeno se mantendrá en el sector privado?

Pueden ser alianzas público-privadas o puede ser… Depende de cómo se desarrolle, porque como hay que hacer un cambio en la ley, no sé cómo va a funcionar el asunto, porque obviamente Recope va a estar presente ahí.

¿Hay espacio para el transporte eléctrico en Recope?

Sí, claro. Por supuesto.

¿Cómo?  

No sé. Si nosotros empezamos a producir energías limpias pues, obviamente, entraríamos a funcionar ahí, porque… Aunque es un tema del ICE, parte de la visión del Presidente es que el ICE, el Minae y Recope se metan de lleno en el desarrollo de energías limpias.

¿Usted va a impulsar reformas para prohibir la exploración y explotación petrolera de gas natural?

Eso ya está decidido por el Presidente. No va a ser solo un transitorio, sino que lo que se pretende es la transición total. Definitiva.

En cuatro años, ¿cómo visualiza el perfil de Recope?

Yo esperaría sino tener un proyecto ya caminando, pues al menos tener las bases suficientes para la transformación de Recope. Lo que no es justificable es no haber empezado a hacer la investigación y el desarrollo de proyectos en esa materia.

A muchos costarricenses les preocupan los altos precios de las tarifas. (Buena parte del precio de los combustibles se debe al impuesto a los combustibles, que es un tributo indirecto al carbono). ¿Cómo aborda usted ese tema? ¿Lo hace desde la comunicación o por medio de medidas para disminuir esas tarifas?

Nosotros nos hemos propuesto es informar y educar a la gente de qué es Recope. Yo creo que hay mucha bulla afuera, y hay grupos interesados en que a Recope no le vaya bien. Como si Recope fuera el culpable de todo.

Recope le aporta mucho al país, no solo en el tema energético, sino que Recope representa el 11% de los ingresos tributarios y no puede prescindir… Entre mejor le vaya a Recope, mejor le va al gobierno. Somos una empresa importante para el desarrollo del país: tenemos programas de ayuda a las municipalidades, que cuentan con nosotros para el pavimento de las vías cantonales, y eso ha facilitado muchos procesos.

Pesa mucho la opinión de unos pocos que hacen más ruido, que la formación y educación que ha querido dar Recope. Nosotros vamos a atacar ese problemita con noticias positivas y vamos a hacer community management para que Recope se posicione como lo que es.

Hay muchas formas en que Recope se proyecta, y eso no se rescata en la opinión pública. Pesa mucho la opinión de unos pocos que hacen más ruido, que la formación y educación que ha querido dar Recope. Nosotros vamos a atacar ese problemita con noticias positivas y vamos a hacer community management para que Recope se posicione como lo que es.

¿Y por el lado de las tarifas?

Solo hay dos variables que se toman en cuenta para la modificación de precios: los precios internacionales del crudo o el tipo de cambio. Ninguna otra cosa modifica eso: la convención colectiva no influye en el precio del producto, eso es una falacia. No es un asunto de que la alta gerencia de Recope se le ocurra pedir un aumento.

¿Qué tanto de la evolución de Recope dependerá de la Asamblea Legislativa?

La incorporación de biocombustibles es autónoma, pero la comercialización y producción para la venta y distribución de biocombustibles dependerá de los legisladores. Buena parte va a depender de lo bien que se pueda coordinar con la Asamblea Legislativa.