Ante la vulnerabilidad del sector agrícola a cambios en temperatura y lluvias provocados por el calentamiento global, el Instituto Nacional de Seguros (INS) planea incorporar el cambio climático en sus seguros de cosechas y crear un tipo de seguros agrícolas “verdes”.

¿En qué consisten? Los seguros de cosechas ofrecen un respaldo económico a los productores en caso de que sus cultivos se vean afectados. De este modo, sirven como un resguardo, especialmente para quienes dependen de la tierra como fuente de ingreso.

A través del INS, Costa Rica ofrece a los productores agrícolas una opción para asegurar sus cosechas y se aplica en el país para cultivos como arroz, frijol, caña de azúcar y café.

Sin embargo, las condiciones se complican con la entrada en escena del cambio climático.

El aumento en las sequías e inundaciones, por ejemplo, son variables que ponen el peligro la producción. Es por eso que para el Banco interamericano de Desarrollo (BID) “la agricultura es uno de los sectores más vulnerables al cambio climático”.

Los seguros de cosechas necesitan ser renovados por dos motivos: estos impactos climáticos tendrán efectos negativos sobre la agrícultura y necesitarán seguros más robustos, pero además el INS necesita asegurarse que los productores puedan “defender” sus cultivos del cambio climático para no tener pérdidas prevenibles.

Cuando los agricultores reduzcan riesgos, tendrán mejores condiciones. La lógica parece sencilla: los productores aplican normas de adaptación y mitigación al cambio climático en sus cosechas y el INS los premia con descuentos en la póliza de seguros.

“Un producto, entre más responsable sea y más aplique prácticas que ayuden a mitigar el cambio climático, mayor va a ser el precio en su seguro de cosechas y ganado”, explicó Karla Huezo, de la Dirección de Operaciones del INS a Ojo al Clima

De hecho, la institución ya hace esto en algunos de sus productos actuales. Los seguros que aplican a los productores de café y caña de azucar toman en cuenta la implementación de buenas prácticas en el manejo de sus cosechas.

Actualmente los seguros de cosechas ofrecen descuentos por buenas prácticas en el manejo de los cultivos del cafè.

Descuentos que aplica el INS para cultivos del cafè.

(Créditos: INS)

Descuentos que aplica el INS por buenas pràcticas en la caña de azucar

Descuentos que aplica el INS por cultivos de la caña de azucar.

(Créditos: INS)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estos descuentos son acumulativos. Esto quiere decir que si un productor cumple con varias normas se le aplicaran todos los descuentos correspondientes hasta llegar a un tope del 35%.

Nueva camada “verde”

Los nuevos seguros “verdes” (aunque su nombre oficial todavía no se ha definido) planean ser aplicados en 14 productos. Además se espera que el tope acumulativo de descuentos pueda subir entre el 50% y el 60%.

Los productos contemplados en el proyecto son:

  • Arroz
  • Café
  • Caña
  • Piña
  • Ganado vacuno
  • Banano
  • Ganado porcino
  • Palma aceteira
  • Cebolla
  • Yuca
  • Tomate
  • Frijol
  • Zanahoria
  • Papa

El proyecto está siendo desarrollado en conjunto con el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) y Fundecooperación; es parte de las iniciativas presentadas y apoyadas por el Fondo de Adaptación de las Naciones Unidas.

Este fondo financia proyectos cuyo objetivos se centran en la adaptación y resiliencia al cambio climático. Costa Rica recibió $10 millones para desarrollar programas con esos fine y se financiarán 36 iniciativas locales.

Este proyecto se encuentra en la primera etapa. El proceso está empezando y para finales de noviembre se espera los resultados del cultivo del café.

El CATIE analizará por aparte cada producto para definir qué tipos de eventos los amenazan, así como en qué fase del cultivo son más vulnerables y las prácticas en cada fase para disminuir sus impactos.

“Para cada cultivo se estima un periodo de dedicación de cuatro semanas en promedio dependiendo en la facilidad de conseguir información científica y de consultas con expertos sobre cada uno”, especificó Raffaele Vignola, director de la Cátedra Latinoamericana de Decisiones Ambientales para el Cambio Global (CLADA) del CATIE.

El INS calcula que a finales del 2017 todos los estudios van a estar listos y se podrá empezar a implementar el nuevo seguro de cosechas.

Riesgo agrícola.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), señala los peligros a los que se expone la agricultura con el calentamiento global.

En un informe del 2015 la FAO revela que, entre el 2003 y el 2013, el 83% de las pérdidas de cultivos en países en desarrollo fueron causados por desastres como inundaciones y sequías.

Además el informe indica que, en América Latina y el Caribe, las pérdidas del sector agrícola fueron de $11.000 millones, en su mayoría por desastres relacionados al clima.

Haga clic aquí para saber más

Según la FAO el calentamiento del planeta podría afectar la agricultura. Algunos ejemplos son:

  • Lo impredecible del clima dificultaría la planificación agrícola.
  • El aumento en el nivel del mar sería una amenaza para la agricultura en las costas.
  • El aumento de la temperatura aumentará la gama de insectos dañinos para la agricultura.
  • La variabilidad del clima puede causar más presión en los sistemas agrícolas frágiles.
  • La modificación de las zonas climáticas y agroecológicas pondrá e peligro la vegetación y la fauna y los agricultores deberán buscar estrategias de adaptación.
  • la frecuencia y la intensidad de fenómenos meteorológicos, como el fenómeno del niño, tendrán consecuencias cada vez mayores en la producción alimentaria.