Costa Rica podría convertirse en uno de los países líderes en la implementación del transporte eléctrico, aún a pesar del lento avance que este proceso ha tenido en América Latina. Así lo expresó el coordinador para latinoamérica del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Gustavo Máñez, quien afirmó ver potencial en Costa Rica para acelerar un cambio inminente.

“Costa Rica es posiblemente el país de latinoamérica con la matriz eléctrica más limpia, junto con Uruguay. Este país es el lugar perfecto para poner (el transporte eléctrico) en marcha”, explicó el funcionario de la ONU.

Máñez fue uno de los invitados a participar del Tercer Foro Anual de Transporte Limpio en América Latina, llevado a cabo el 20 de setiembre en el Hotel Real Intercontinental, donde se discutieron ventajas y retos del transporte eléctrico.

Para los participantes al evento el cambio permitiría al país reducir drásticamente las contaminaciones del sector transporte, que hoy representa más de la mitad de las emisiones del país. El cambio, además, podría traer beneficios en materia económica y de salud.

Además de la matriz eléctrica limpia del país, Costa Rica tiene otras dos grandes ventajas para el éxito del transporte eléctrico: en promedio la gente se desplaza distancias cortas (alrededor de 30 km al día) y que una mayoría de la población tiene parqueo en su casa (es decir, puede cargar el carro en su propio hogar).

Debido a  estas tres características, el país no tendría que invertir demasiado en infraestructura de carga, ya que la mayoría de los viajes se podrían completar solo cargando el carro en la casa.

En el pasado, Christina Bu, directora de la Asociación de Vehículos Eléctricos de Noruega y una de las responsables del éxito de los carros eléctricos en el país nórdico, también dijo ver un potencial importante en Costa Rica gracias a estas cualidades.

“Costa Rica puede tomar el rol en Latinoamérica que nosotros hemos tomado en Europa y demostrar a los otros países que es posible que un país latinoamericano esté al frente en materia de movilidad eléctrica”, había dicho Bu durante un evento en la Asamblea Legislativa en mayo.

¿Por qué es necesario migrar hacia el transporte eléctrico? Una de las principales razones es que el transporte limpio es la deuda ambiental más importante de Costa Rica en cuanto a emisiones de gases de efecto invernadero.  De acuerdo con el inventario de emisiones del país elaborado por el Instituto Meteorológico Nacional, las actividades de transporte son las principales contaminantes del territorio y representan un 69% de emisiones de gases de efecto invernadero en el sector energético

Ventajas del transporte eléctrico

Impulsar el transporte eléctrico en el país no solo tendría repercusiones a nivel ambiental, sino que generaría un impacto importante en nuestra economía.

Al 2017, según estimaciones del Banco Central de Costa Rica (BCCR) el sector transporte y los servicios ligados a éste, como el almacenamiento, abarcan un 4% de toda la producción costarricense.

De acuerdo con la diputada oficialista Marcela Guerrero, incentivar el transporte eléctrico no tendría más que ventajas, especialmente económicas. Por ejemplo, liberaría al país de ¢2.000 millones de factura petrolera.

Otros expertos como el científico Franklin Chang cuestionan este punto. Chang por ejemplo, ha afirmado que si la flota de transporte fuera enteramente eléctrica, nuestra matriz renovable de electricidad no daría abasto (lo que obligaría al paísa comprar petróleo para generación eléctrica). No obstante, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) ha afirmado que sí podría mantener un sector de transporte crecientemente eléctrico, al menos al paso gradual que se espera que se haga la transición a transporte limpio.

“El abastecimiento necesario para el crecimiento esperado en la flota eléctrica es bastante menor a la exportación de energía actual del país, lo cual brinda alguna seguridad de poder satisfacerlo”, señaló Carlos Obregón, presidente del grupo ICE, durante el evento.

Otra ventaja de los vehículos eléctricos sería en materia de salud pública. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó el año pasado que anualmente mueren 8,2 millones de personas por enfermedades asociadas a la contaminación del aire. Según la diputada oficialista Guerrero, Costa Rica no solo se ahorraría  muchas complicaciones de salud en la población, sino que esto, a su vez, tendría un impacto económico ya que un 1% del PIB se destina a tratamientos para enfermedades respiratorias.

Eléctricos en el mercado

A nivel internacional, el mercado de los autos eléctricos parece crecer a un ritmo importante. De hecho, según un reporte de Bloomberg, para el año 2022, los carros eléctricos costarán lo mismo que los carros de combustión interna.

“El mercado está creciendo realmente rápido. Esto en realidad es una revolución tecnológica”, expresó Katherine Blumberg del International Council on Clean Transportation (ICCT) durante el evento.

No obstante, los mercados más importantes hasta el momento son China, Estados Unidos y Europa. América Latina, por otro lado, comenzaría a sentir un efecto significativo en su mercado de transporte eléctrico hasta el 2030.

Según un estudio de la Universidad de Costa Rica (UCR) las principales barreras hasta el momento, en el mercado del país son el costo y la información. Es decir, mucha gente no comprende los beneficios de esta tecnología.

Para Máñez, de la ONU, se requieren políticas y legislación para poder hacer efectivo ese proceso.

Según él, aprobar leyes como el Proyecto de ley de incentivos y promoción para el transporte eléctrico (que, en este momento, espera el segundo debate  en la Asamblea Legislativa) generaría el impulso necesario para volver competitivo el mercado de los eléctricos y hacer que despegue.