Un erizo en la pradera se ornamenta con pasto marino.

Ojo al Clima