Ciudad de México, México. Si queremos mantener la temperatura del planeta en un nivel manejable para la existencia de la vida como lo conocemos, las emisiones de gases de efecto invernadero deben tocar un “techo” en algún momento entre los próximos 5 a 15 años y después empezar a descender.

La presencia de estos gases en la atmósfera (donde el principal es el dióxido de carbono, conocido como CO2) aumenta el calentamiento del planeta sobre sus niveles naturales. Desde épocas pre industriales, cerca de 1750, la temperatura promedio global ha aumentado 0,85°C y ya está causando cambios en ecosistemas en todo el planeta.

Investigación

Acceda aquí al resumen del Quinto Reporte Científico sobre Ciencia Climática (en español)

Existe un consenso global de que esa temperatura no puede aumentar más de 2°C (en el año 2100) y para eso, todas las emisiones del planeta deben empezar a reducirse entre 2020 y 2030.

El mundo tiene entre cinco y quince años para poner tope a las emisiones de gases invernadero, si se desea mantener un nivel manejable para la existencia de la vida como la conocemos.

Este es uno de los resultados que mostró el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, en inglés) en un evento de divulgación científica del Quinto Reporte Científico sobre Ciencia Climática.

Portada del quinto Reporte Científico sobre Ciencia Climática. Acceda en este enlace al resumen técnico -en español- (http://bit.ly/1Pz88lw) y al informe completo -en inglés- (http://bit.ly/1Rhxwu).

Los científicos explicaron que el planeta ya ha consumido un 65% de su “presupuesto de carbono”. Este presupuesto es la cantidad de gases de efecto invernadero que el planeta puede contener sin superar esa temperatura de 2°C. De mantenerse el ritmo actual de emisiones, este presupuesto se agotaría en dos décadas.

“En la medida en que se postergue esa mitigación, los costos y riesgos asociados serán mayores, porque habrá que recurrir a medidas más costosas y más riesgosas”

Ramón Pichs – Miembro del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial 

“En la medida en que se postergue esa mitigación, los costos y riesgos asociados serán mayores, porque habrá que recurrir a medidas más costosas y más riesgosas”, explicó el cubano Ramón Pichs Madruga, co-facilitador de uno de los grupos de trabajo del IPCC.

El camino planetario hacia la reducción de emisiones debe ser delineado este año, en la Conferencia de las Partes (COP 21) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) que se celebrará en diciembre en París, Francia. Ahí se espera alcanzar un acuerdo global sobre la reducción de emisiones.