Con el lanzamiento del proyecto Gente, unas 30 comunidades aledañas a 15 áreas silvestres protegidas tendrán un respiro económico tras haberse visto afectadas por la pandemia del COVID-19.

La iniciativa invertirá $2 millones a lo largo de tres años. Los fondos serán aportados por Asociación Costa Rica Por Siempre (ACRXS) y servirán para financiar emprendimientos en sectores productivos como agricultura, pesca y manufactura.

De acuerdo con el comunicado de prensa emitido por ACRXS, el proyecto pretende crear, fortalecer y transformar alrededor de 30 emprendimientos en comunidades de áreas rurales y costeras ubicadas en las zonas Huetar Norte, Caribe Norte, Pacífico Norte y Pacífico Sur. 

Efectos de la pandemia 

El proyecto surgió como una iniciativa en respuesta a las difíciles repercusiones económicas que ha tenido la pandemia del COVID-19, ya que esta resultó en restricciones sanitarias que impidieron el turismo nacional e internacional así como un creciente desempleo que afectó a las poblaciones de las zonas rurales y costeras del país.

De acuerdo con datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) en febrero del 2021, la tasa de desempleo en zonas rurales representa un 17,4%. En comparación con los datos del INEC del mismo trimestre, pero del año anterior, la tasa de desempleo en zonas rurales en el 2021 es 5,7 puntos porcentuales mayor al año previo. 

“Los efectos de la pandemia por COVID-19 han afectado particularmente a las poblaciones rurales y costeras del país. Una de cada cuatro personas de la fuerza laboral de las zonas rurales está desempleada. Por eso es urgente implementar soluciones inmediatas de impacto a largo plazo, para así revitalizar las economías de estas comunidades rurales”, declaró Zdenka Piskulich, directora ejecutiva de ACRXS.

Jean Pierre Morales, coordinador del Programa de Economía Verde y Azul de ACRXS, declaró que el turismo era la fuente de ingresos principal para muchos hogares de las zonas y, al caer la pandemia, estas se vieron gravemente afectadas. 

El presupuesto de $2 millones servirá para apoyar a los habitantes de las zonas rurales y costeras mediante la creación de nuevos emprendimientos que generen oportunidades de empleo más allá del turismo.“Hay otras actividades productivas que podrían venir a soportar en momentos de alguna crisis de este tipo”, dijo Morales.

Para el coordinador del Programa de Economía Verde y Azul, uno de los intereses de la asociación es explorar las posibilidades de diversificar las opciones de ingreso familiar, a través de capacitaciones y el impulso de negocios o emprendimientos.

Bioeconomía

El plan de apoyo del proyecto Gente se basa en la promoción del aprovechamiento sostenible de los recursos biológicos de la zona. A este modelo económico de uso sostenible de recursos naturales se le conoce como bioeconomía

Piskulich agregó que los servicios ecosistémicos de las zonas próximas a las áreas silvestres protegidas ofrecen una oportunidad invaluable para su aprovechamiento sostenible.  

Uno de los propósitos del proyecto es que las comunidades adquieran destrezas que les permitan emprender y mantener negocios rentables desde una economía verde y azul, haciendo un uso sostenible de los recursos naturales que están a disposición en la zona.

“En un enfoque paralelo, proyecto Gente acompañará a estas 30 comunidades en el desarrollo de sus habilidades para la transformación tecnológica. Asimismo, 15 emprendimientos existentes recibirán las herramientas necesarias para adoptar modelos de negocio más sostenibles y económicamente rentables”, destaca el comunicado de prensa.

Además, la metodología del proyecto también incluye la provisión de soporte técnico y seguimiento durante dos años, con el fin de que dichos emprendimientos permanezcan vigentes en el mercado.  

Proceso de selección

Gente va a trabajar a dos niveles: el primero consiste en la evaluación y posterior incubación de ideas de emprendimientos en diversidad de temáticas. El segundo nivel se concentra en la aceleración de empresas asociativas, pymes y empresas del hogar, entre otras, que tengan algún grado de venta. 

Morales aclaró que, dado que los fondos son reducidos, los emprendimientos que participarán en el proyecto Gente serán elegidos a través de un proceso competitivo. Explicó que la aplicación consistirá en un formato en el cual las personas podrán proponer sus ideas de emprendimientos o también concursar con empresas ya existentes. 

Posteriormente, los postulantes serán evaluados de acuerdo con criterios socioeconómicos, ambientales, de negocios y otros relacionados con economía verde y azul. Aquellos emprendimientos que estén mejor evaluados entrarán en el proceso de incubación y aceleración del proyecto, y también tendrán acceso a capital semilla.

La convocatoria se realizará por zona geográfica. En cada zona, ACRXS tiene enlaces locales con organizaciones de base, por medio de los cuales, las personas podrán acceder a la documentación para participar en el proyecto. 

Igualmente, la asociación tiene planes de definir fechas para realizar inducciones en cada zona. En estas, ACRXS proveerá toda la información pertinente, incluyendo una introducción al proyecto, los criterios de participación y la documentación necesaria. 

Las fechas para que las comunidades puedan postular sus ideas o emprendimientos todavía no están definidas, ya que el proyecto se encuentra en la primera etapa de estructuración. Sin embargo, Morales estimó que, las personas interesadas en la postulación, contarán con el plazo de un mes posterior a la inducción para presentar los documentos necesarios. 

Asimismo, Morales resaltó que, debido a que el proceso se llevará a cabo en cada zona geográfica de manera separada, las fechas de inducción e inscripción al proyecto pueden variar de acuerdo al área geográfica. 

Recuperación económica depende de la participación

Cabe destacar que la recuperación de la crisis ocasionada por la pandemia y la movilización de la economía en las zonas rurales es un trabajo conjunto que le compete a varios sectores de la población. En este sentido, para que el proyecto Gente pueda explotar su potencial, es necesaria la participación ciudadana y el involucramiento de distintos aliados. 

“Con esta perspectiva de la bioeconomía, buscamos que los medios de vida se desarrollen gracias a un aprovechamiento sostenible de los recursos biológicos. Esto involucra también la articulación de actores locales, como instituciones estatales y organizaciones comunales. De esta manera, Gente también procura la participación de grupos organizados en crear mejores modelos de gobernanza para impactar positivamente en las cadenas de valor en zonas rurales”, explicó Mónica Gamboa, gerente de Conservación Marina de la ACRXS.