Una manifestante muestra un letreto contra las plantas de carbón durante una actividad en Filipinas.

Ojo al Clima