Con la instalación de los primeros 50 semáforos solares del país, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) apuesta a energías alternativas para mantener orden en las calles capitalinas incluso durante cortes eléctricos.

Estos primeros semáforos solares ya colocados se encuentran operando en San Pedro, Pavas, Guadalupe, La Uruca y al sur de San José.

Los tres bombillos de cada semáforo implican un gasto mínimo de electricidad y, por eso, los paneles solares instalados en las intersecciones no buscan necesariamente ahorrar energía (aunque también lo hacen) sino ofrecer algo igualmente valioso: mantener el orden donde antes había caos.

Actualmente los “apagones” provocan caos vial, por lo que la Dirección General del MOPT empezó un proceso en 2015 para cambiar 83 semáforos y busca a futuro intervenir más.

El último corte de electricidad en la capital se dió la semana anterior, afectando la zona comprendida entre la avenida 8 y de las calles 14 a la 18, lo que generó embotellamientos y bloqueo al paso de ambulancias a la altura del Hospital Blanco Cervantes.

La institución apuntó a que las obras permitirán mayor seguridad vial en la zona en el caso de cortes eléctricos.

“Los cortes de electricidad en la capital no afectarán a los semáforos por lo que se prevendrán los accidentes de tránsito y el congestionamiento vial”, apuntó José Roldán, director del Centro de Control de Tránsito, mediante un comunicado de prensa.

Energía limpia.

A nivel mundial, los paneles solares se asocian con un menor uso de combustibles fósiles para generar electricidad, un ahorro en la factura energética y una manera de garantizar flujo eléctrico de manera independiente.

El argumento del ahorro y de la energía limpia pasa aquí a un segundo plano. Según José Daniel Lara, ingeniero eléctrico e investigador en la Universidad de Berkeley, es posible que “el beneficio es mínimo o nulo (…) ya que los semáforos no son particularmente de alto consumo eléctrico porque al menos en el Gran Área Metropolitana (GAM) la mayoría ya son LED y entonces ya no consumían mucho”.

Ante este escenario nos surgieron varias preguntas.

El uso de estos paneles según el MOPT favorece al ahorro de electricidad, pero ¿cuánta electricidad gasta un semáforo?

Según Lara, “un semáforo puede andar en el orden de 100 a 150 Watts dependiendo del tipo de bombillos que tenga adentro. No es muy diferente que la tecnología que ya existe en bombillos para casa. Si son LED (Light Emitting Diode) pueden ser de 15-50 Watts”.

¿Cuál es la diferencia con los semáforos convencionales? El ingeniero confirmó que “la única diferencia es que en el caso de que un apagón o pérdida de suministro eléctrico podría ser el caso que sigan operando.

En el sitio de compras por Internet, Alibaba, se pueden comprar semáforos solares chinos que van desde los $50 hasta los $1000.

¿Y cuánto cuesta un semáforo que funciona con energía solar? Lara apunta a “que baratos no son, hay un artículo de Suráfrica donde cancelaron el proyecto porque iba a tomar 50 años recuperar los costos”.

En este caso, el proyecto ha sido financiado por el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) por un monto cercano a $1 millón (cerca de 559.000.000 millones de colones) y la concesión fue adjudicada a la compañía Sistema Empresarial RC.

El ingeniero explica que en el mundo “el empuje ha sido para pasar a semáforos LED y las alternativas solares hacen sentido en lugares donde tirar el cableado para dar electricidad sobrepasa el costo extra de poner el semáforo solar.”

El año anterior, el entonces viceministro de Transportes y Seguridad Vial, Sebastián Urbina, señaló que “es un esfuerzo importante como parte del plan Costa Rica Carbono Neutro al emplear energías limpias”. Entonces, ¿el ambiente se beneficia?.

Ante todo, Lara hace hincapié en que “los semáforos en nuestro país ya funcionan con energía limpia” y añade que es debido a que “en Costa Rica la electricidad ya es de fuentes libres de emisiones durante la mayoría del año”.