La activista sueca Greta Thunberg cruzará el Atlántico en barco para asisitr en la cumbre de la ONU sobre el cambio climático, el 23 de septiembre, para evitar la contaminación asociada a los vuelos internacionales.

“Me ofrecieron un lugar en el barco de regatas ‘Malizia II’. Atravesaremos a mediados de agosto el océano Atlántico, desde Reino Unido hasta Nueva York”, escribió la adolescente sueca, de 16 años, en su cuenta de Twitter.

Thunberg es una de las principales voces del activismo climático y prometió no volar. En Europa, ha asistido a eventos en Polonia, Suiza, Reino Unido y otros países usando solamente trenes y otros medios terrestres. En enero, viajó desde Estocolmo para participar en el Foro económico mundial de Davos, en Suiza, un trayecto que le insumió 32 horas.

“He dejado de viajar en avión por convicción, porque no quiero decir una cosa y actuar de otra manera”, dijo a su llegada al Foro Económico Mundial que se celebra en Davos.

Sin embargo, cuando fue invitada por el secretario general de la ONU a asistir a la cumbre en Nueva York, el traslado parecía imposible sin tomar un vuelo. Thunberg además dijo que no quería tomar un crucero de lujo por su gran huella ambiental.

El barco Malizia II llevará a la activista sueca a Nueva York desde Europa.

(Créditos: AndreasLindlahr)

Ahora, un bote de carreras de 60 pies le ofreció el transporte al otro lado del Atlántico. El barco tiene paneles solares y turbinas submarinas que generan electricidad.

Aparte de la reunión en Nueva York, la activista también aprovechará su viaje al otro lado del Atlántico para asistir a la cumbre climática en Chile este diciembre. La activista dijo que estará en estas actividades “aunque el viaje sea largo y desafiante”. 

El barco, capitaneado por el alemán Boris Herrmann y el fundador del equipo Malizia, el monegasco Pierre Casiraghi, izará en la ocasión una vela con el eslogan “#Fridays for future” (“Viernes para el futuro”), nombre del movimiento lanzado por la joven militante ecologista.

“Tras meses de búsqueda y reflexión sobre diferentes opciones para realizar su viaje, Greta cruzará el Atlántico a bordo de un velero de regatas ‘carbono cero’, el ‘Malizia II’, construido en 2015, equipado con paneles solares y turbinas submarinas que permiten producir electricidad para el barco”, señaló Herrmann en su web.

A nivel global, la aviación internacional representa cerca de 3% y es de los sectores que más crece en el mundo. Mientras las emisiones en los otros sectores se han mantenido relativamente estables en los últimos años, las emisiones del sector de aviación crecieron 26% en los últimos cinco años.