Si no se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, los manglares no podrán sobrevivir al aumento del nivel del mar proyectado para el año 2050, según un estudio publicado en la revista Science.

La tasa de aumento del nivel del mar se ha duplicado en los últimos 20 años, pasando de 1,8 milímetros por año en el siglo XX a unos 3,4 milímetros por año recientemente.

Los investigadores utilizaron archivos de sedimentos de 78 lugares en el mundo, los cuales datan entre 10.000 y 7.000 años antes del presente, para calcular la probabilidad de supervivencia de los manglares ante el incremento del nivel del mar.

De esta manera, los científicos vieron cómo los manglares respondieron a medida que la tasa de aumento del nivel del mar se desaceleró, pasando de más de 10 milímetros por año hace 10.000 años a condiciones casi estables 4.000 años más tarde.

Según sus hallazgos, la disminución del carbono a medida que los bosques de manglares se expandían durante este período contribuyó a reducir las concentraciones de gases de efecto invernadero.

Asimismo, los investigadores analizaron las tasas de aumento del nivel del mar a partir de dos escenarios climáticos: uno de bajas emisiones y otro de altas.

Cuando el incremento en el nivel del mar superó los 6 milímetros por año, similar a las estimaciones en los escenarios de emisiones altas para 2050, los investigadores observaron que los manglares dejaron de seguir el ritmo (con una probabilidad de más del 90%).

“El umbral de 6 milímetros por año es uno que puede ‘superarse fácilmente’ en las costas tropicales si la sociedad no hace esfuerzos concertados para reducir las emisiones de carbono”, Neil Saintilan, investigador de la Universidad Macquarie (Australia).

Por el contrario, estos ecosistemas pueden sobrevivir al aumento del nivel del mar cuando el incremento se mantiene por debajo de 5 milímetros por año, lo cual se proyecta para los escenarios de bajas emisiones durante el siglo XXI.

“En 30 años, si continuamos en una trayectoria de altas emisiones, esencialmente todos los manglares se enfrentarán a un alto riesgo de pérdida”, manifestó Benjamin Horton, investigador de NTU Singapore y coautor del estudio, en un comunicado.

“Por lo tanto, esta investigación pone de relieve otra razón de peso por la que los países deben adoptar medidas urgentes para reducir las emisiones de carbono. Los manglares se encuentran entre los ecosistemas naturales más valiosos, ya que sustentan la pesca y la biodiversidad, a la vez que protegen las costas de los ataques de las olas y las tormentas en los trópicos”, continuó Horton.