Una planta de carbón en el sur de Alemania. La potencia europea es uno de los 20 países analizados en el estudio, todos ellos con subsidios a los combustibles fósiles.

Ojo al Clima