Donald Trump y Greta Thunberg expusieron este martes sus posturas radicalmente opuestas sobre el cambio climático en el foro de Davos, donde el presidente estadounidense denunció a los “catastrofistas” y la joven activista sueca lamentó al contrario que “no se ha hecho nada” por el planeta.

“Tenemos que rechazar a los eternos catastrofistas y sus predicciones de apocalipsis”, dijo Trump, acusando a los “herederos de los insensatos adivinos del pasado” de equivocarse en el cambio climático.

Pocas horas antes, Thunberg había criticado al contrario, en uno de los coloquios del foro, la inacción de los poderes públicos.

“Estamos todos luchando por el clima y por el medioambiente. Pero si lo miran desde una perspectiva general, en la práctica no se ha hecho nada”, dijo la sueca.

“Hay una diferencia entre hacerse oír y que eso lleve a algo (…) Siempre me escuchan pero la ciencia y la voz de los jóvenes todavía no están en el foco de atención“, afirmó.

“Nuestra casa está ardiendo, vuestra inacción aviva las llamas”, afirmó Thunberg, y pidió en concreto “poner fin de inmediato a todas las subvenciones a las energías fósiles”, no en 2030 o 2050 “sino ahora”.

Trump llegó a Davos a primera hora de la mañana, el mismo día en que empieza en Washington el juicio que podría llevar a su destitución, que calificó de “vergonzoso” y de “farsa”.

En un discurso con aires electorales, en una sala llena de líderes políticos y económicos en la que también estaba Thunberg, Trump desgranó los logros económicos de su presidencia.

Según Robin Niblett, director del laboratorio de ideas Chatham House, su intervención “fue casi un discurso de campaña presidencial, con una irrefutable serie de estadísticas”.

Crisis ambiental

El Foro Económico Mundial ya advirtió en su informe sobre riesgos globales que el cambio climático “es más fuerte y más rápido de lo esperado”, con temperaturas que podrían subir hasta tres grados a finales de este siglo.

“Es un tema candente en Davos”, apuntó Chris Williamson, jefe economista de la consultora IHS Markit, y aseguró que hay “un cambio de atmósfera” con la toma de conciencia progresiva de que el cambio climático es un riesgo también para los negocios.

La lista de personalidades políticas que participan en esta edición incluye al vicepresidente chino Han Zheng, a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, la canciller alemana Angela Merkel, el presidente español Pedro Sánchez.

El foro estará marcado además por la presencia, confirmada este martes por los organizadores, del opositor venezolano Juan Guaidó, que tras violar la prohibición de salida de Venezuela, viajó a Colombia el domingo y tiene previsto visitar el miércoles Bruselas antes de llegar a Davos.

Aunque la agenda política y económica suele ocupar el protagonismo, el foro de Davos tratará hasta el viernes en sus numerosos simposios cuestiones como la biodiversidad, la inteligencia artificial o la rivalidad tecnológica entre oriente y occidente, que algunos ya califican de “nueva guerra fría digital”.

“Estoy enfadado por el estado del mundo, pero también estoy decidido a participar y brindar soluciones”, dijo el director general de la organización conservacionista WWF, Marco Lambertini.