El presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a opinar este sábado sobre el movimiento de “chalecos amarillos” en Francia, al aludir a un “día muy triste” en París y pidiendo el fin del acuerdo climático.

“Un día y una noche muy triste en París”, escribió en Twitter el presidente estadounidense en momentos en que sucedían los enfrentamientos que tuvieron lugar en la capital francesa.

“Tal vez es hora de terminar el Acuerdo de París, ridículo y extremadamente caro, y dar dinero a la gente mediante la reducción de impuestos”, dijo Trump, quien en junio de 2017 sacó a Estados Unidos del pacto firmado en 2015 para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El inquilino de la Casa Blanca ya había dedicado un tuit temprano por la mañana para volver a criticar el acuerdo, relacionándolo con las manifestaciones y la violencia en Francia.

Las nuevas embestidas contra el Acuerdo de París se producen en un momento en que casi 200 países se reúnen en Katowice, Polonia, para la 24ª Conferencia Mundial sobre el Clima de la ONU. Ahí, los países discuten las reglas para poner el acuerdo en marcha en el mundo.

“El Acuerdo de París no está funcionando muy bien para París. Protestas y disturbios por toda Francia”, escribió Trump en un tuit.

Los manifestantes toman por cuarto día las calles del país europeo que comenzó como una protesta contra el alza de los combustibles, una de las medidas para combatir el cambio climático del gobierno francés de Emmanuel Macron.

“La gente no quiere pagar grandes sumas de dinero, buena parte a países del tercer mundo (que son cuestionablemente dirigidos), para tal vez proteger el ambiente”, siguió en el mismo mensaje por Twitter.

Compromiso climático

A pesar de las críticas del presidente de Estados Unidos, la mayoría de las potencias mundiales se comprometieron a apoyar el Acuerdo de París en un documento conjunto publicado el pasado 1 de diciembre en la reunión del G20 en Buenos Aires, Argentina.

Los miembros del G20 signatarios del Acuerdo de París sobre clima -todos menos Estados Unidos- abogaron por la “completa implementación” del pacto al que calificaron de “irreversible”.

Asimismo, tomaron nota, sin compromisos, de los llamados de científicos en las Naciones Unidas a adoptar una meta más ambiciosa de reducción del calentamiento global en 1,5 grados Celsius por encima de los niveles previos a la revolución industrial.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha arremetido en numerosas ocasiones contra el Acuerdo de París a través de su cuenta de Twitter.

(Créditos: AFP)

Estados Unidos, por su parte, reiteró su salida del acuerdo al tiempo que “reafirma su fuerte compromiso con el crecimiento económico y el acceso y seguridad de la energía, utilizando todas las fuentes energéticas y tecnologías, protegiendo el medio ambiente”.

Esto a pesar que, durante esa misma semana, un reporte de las principales instituciones científicas del propio gobierno estadounidense mostró que el cambio climático causaría enormes pérdidas económicas para el país.

“Hacia fines de este siglo, las pérdidas anuales en Estados Unidos debido al cambio climático podrían llegar a cientos de miles de millones de dólares”, dice la última edición de la Evaluación Nacional del Clima.

Información falsa

No es la primera vez que Trump da su opinión sobre las protestas en Francia. El 4 de diciembre había ironizado sobre las concesiones hechas por el presidente Emmanuel Macron ante el movimiento de los “chalecos amarillos”, estimando que el Acuerdo de París estaba destinado al fracaso.

La relación amistosa entre los dos líderes se ha deteriorado notablemente en las últimas semanas, con el presidente estadounidense incluso burlándose el mes pasado, a su regreso de la conmemoración del centenario del Armisticio de la Primera Guerra Mundial en París, de la baja popularidad de su par francés.

Los manifestantes “cantan ‘¡Queremos a Trump!’. Amo a Francia”, siguió el mandatario estadounidense en Twitter, sin ofrecer pruebas.

La declaración hace eco de un mensaje de Charlie Kirk, un comentarista conservador, cuyo tuit fue retuiteado el martes por Donald Trump. El hombre afirmó que los manifestantes cantaban “‘Queremos a Trump’ en las calles de París”.

Según los servicios de verificación de AFP, aparentemente Kirk confió en un video publicado el 2 de diciembre en Twitter. Aunque fue difundido como un video grabado en Francia, en realidad proviene de Londres, y probablemente data de junio.